14 de marzo de 2017

Cipayos en Malvinas



"...queremos repudiar la actitud de sus integrantes, cuando se refirieron 
a nuestros hijos, esposos, padres, hermanos, como a 'N.N.'..."



"En estos momentos, una delegación integrada por personas 
que jamás se acercaron en 35 años a las familias que dieron
 un ser querido en Malvinas y en el Atlántico Sur y sin siquiera 
invitar a una madre de un Héroe Nacional, pretende sustituir 
nuestra voz plagada de gestos amorosos a nuestros  seres 
 queridos, por su propia voz impregnada de frases huecas 
e hipócritas..."

Los Familiares de los soldados argentinos caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur queremos expresar nuestro más profundo dolor ante la inexplicable actitud de los integrantes de la Comisión de la Memoria de la Provincia de Buenos Aires que, encabezados por Adolfo Pérez Esquivel, viajaron a las Islas Malvinas para mancillar la memoria de nuestros seres queridos sepultados en el Cementerio de Darwin.

En primer lugar, queremos repudiar la actitud de sus integrantes, cuando se refirieron a nuestros hijos, esposos, padres, hermanos, como a “N.N.”

Nuestros seres queridos han sido declarados como “Héroes Nacionales” mediante la Ley 24.950 del año 1998, nombrando a los 649 por orden alfabético. En el Cementerio de Darwin no hay “N.N.”, hay soldados reconocidos por el Estado Nacional y por el conjunto del pueblo argentino. Hasta los propios británicos los han tratado mejor, poniendo en sus tumbas la respetuosa inscripción de “Soldado argentino sólo conocido por Dios

Entendemos que el proceso que se ha abierto con la eventual realización de pericias forenses requiere de una enorme discreción, para resguardar a cada una de las familias de los soldados que yacen en el Cementerio de Darwin en tumbas sin localizar, evitando la reapertura de sus heridas espirituales. Rechazamos enérgicamente las declaraciones irresponsables de personas que nada tienen que ver con nuestro dolor, y que pretenden influir en decisiones que sólo nos corresponde adoptar a los familiares de esos soldados.

No podemos permitir que el odio y el resentimiento, producto de las luchas fratricidas que asolaron a nuestra comunidad, se ensañen con la honra a nuestros seres queridos, que entregaron sus vidas por una causa justa, avalada por la inmensa mayoría del pueblo argentino.

No podemos entender la persistencia de una campaña de desmalvinización, que trata de convertir a nuestros seres queridos en “víctimas de la dictadura militar”, cuando murieron peleando contra las fuerzas británicas.

Hace apenas ocho años, los Familiares de los Caídos en Malvinas e Islas del Atlántico Sur inauguramos el Monumento en el Cementerio de Darwin, con la presencia de dos contingentes de 400 familiares. Fue un extraordinario acontecimiento, que permitió a la mayoría de los presentes completar su duelo. Lo hicimos con el esfuerzo propio, y la generosa actitud de un empresario argentino, Eduardo Eurnekian, quien puso los recursos para construir ese homenaje.

En estos momentos, una delegación integrada por personas que jamás se acercaron en 35 años a las familias que dieron un ser querido en Malvinas y en el Atlántico Sur y sin siquiera invitar a una madre de un Héroe Nacional, pretende sustituir nuestra voz plagada de gestos amorosos a nuestros seres queridos, por su propia voz, impregnada de frases huecas e hipócritas, movidas por ideas que nada tienen que ver con los más genuinos sentimientos de nuestro pueblo. ¡Que la Santísima Virgen de Luján, Patrona de los Argentinos, balo la Advocación de Nuestra Señora de las Malvinas, los perdone!

COMISION DE FAMILIARES DE CAÍDOS EN MALVINAS E ISLAS DEL ATLÁNTICO SUR

- - -

Ver más:

Pérez Esquivel
Telam

Clarín: