31 de octubre de 2008

Protesta contra el saqueo

Lilita, que no quiere que el Estado se robe los aportes de los trabajadores, que para eso están las AFJPs y los bancos,

La prensa "seria" (La Nación, TN Noticias, Radio 10) que movilizan a la opinión pública contra el saqueo a los trabajadores,

De Angelis, ahora que está ocupado también con el tema de las jubilaciones.
La Nación, 29/10/2008

¿Llamarán también a pronunciarse contra el saqueo de los recursos naturales y la contaminación?

La nueva carpa del Congreso

A partir del lunes se instalarán frente al Parlamento para reclamar la derogación de los beneficios económicos e impositivos de la industria minera. Será un "contraforo" a un seminario que organizan las empresas del sector.

...Pagan pocos puntos de retenciones a las exportaciones (cinco por ciento para minerales refinados o fundidos y 10 por ciento para minerales no procesados o solo concentrados), no deben liquidar divisas, no pagan impuestos a los combustibles ni tasas para la importación. También gozan de la devolución del IVA sobre importaciones de bienes y servicios destinados a la inversión.

...

...en los primeros cinco años no pagan impuestos nacionales, provinciales ni municipales.

Página 12. 31/10/2008

¿O con este tema prefieren -como el gobierno- hacerse los distraídos?

29 de octubre de 2008

Hace 75 años en Madrid

Discurso de la fundación de Falange Española
José Antonio Primo de Rivera - Teatro de la Comedia de Madrid, 29 de octubre de 1933

Nada de un párrafo de gracias. Escuetamente, gracias, como corresponde al laconismo militar de nuestro estilo.

Cuando, en marzo de 1762, un hombre nefasto, que se llamaba Juan Jacobo Rousseau, publicó El contrato social, dejó de ser la verdad política una entidad permanente. Antes, en otras épocas más profundas, los Estados, que eran ejecutores de misiones históricas, tenían inscritas sobre sus frentes, y aun sobre los astros, la justicia y la verdad. Juan Jacobo Rousseau vino a decirnos que la justicia y la verdad no eran categorías permanentes de razón, sino que eran, en cada instante, decisiones de voluntad.

Juan Jacobo Rousseau suponía que el conjunto de los que vivimos en un pueblo tiene un alma superior, de jerarquía diferente a cada una de nuestras almas, y que ese yo superior está dotado de una voluntad infalible, capaz de definir en cada instante lo justo y lo injusto, el bien y el mal. Y como esa voluntad colectiva, esa voluntad soberana, sólo se expresa por medio del sufragio -conjetura de los más que triunfa sobre la de los menos en la adivinación de la voluntad superior-, venía a resultar que el sufragio, esa farsa de las papeletas entradas en una urna de cristal, tenía la virtud de decirnos en cada instante si Dios existía o no existía, si la verdad era la verdad o no era la verdad, si la Patria debía permanecer o si era mejor que, en un momento, se suicidase.

Como el Estado liberal fue un servidor de esa doctrina, vino a constituirse no ya en el ejecutor resuelto de los destinos patrios, sino en el espectador de las luchas electorales. Para el Estado liberal sólo era lo importante que en las mesas de votación hubiera sentado un determinado número de señores; que las elecciones empezaran a las ocho y acabaran a las cuatro; que no se rompieran las urnas. Cuando el ser rotas es el más noble destino de todas las urnas. Después, a respetar tranquilamente lo que de las urnas saliera, como si a él no le importase nada. Es decir, que los gobernantes liberales no creían ni siquiera en su misión propia; no creían que ellos mismos estuviesen allí cumpliendo un respetable deber, sino que todo el que pensara lo contrario y se propusiera asaltar el Estado, por las buenas o por las malas, tenía igual derecho a decirlo y a intentarlo que los, guardianes del Estado mismo a defenderlo.

De ahí vino el sistema democrático, que es, en primer lugar, el más ruinoso sistema de derroche de energías. Un hombre dotado para la altísima función de gobernar, que es tal vez la más noble de las funciones humanas, tenía que dedicar el ochenta, el noventa o el noventa y cinco por ciento de su energía a sustanciar reclamaciones formularias, a hacer propaganda electoral, a dormitar en los escaños del Congreso, a adular a los electores, a aguantar sus impertinencias, porque de los electores iba a recibir el Poder; a soportar humillaciones y vejámenes de los que, precisamente por la función casi divina de gobernar, estaban llamados a obedecerle; y si, después de todo eso, le quedaba un sobrante de algunas horas en la madrugada, o de algunos minutos robados a un descanso intranquilo, en ese mínimo sobrante es cuando el hombre dotado para gobernar podía pensar seriamente en las funciones sustantivas de Gobierno.

Vino después la pérdida de la unidad espiritual de los pueblos, porque como el sistema funcionaba sobre el logro de las mayorías, todo aquel que aspiraba a ganar el sistema ,tenía que procurarse la mayoría de los sufragios. Y tenía que procurárselos robándolos, si era preciso, a los otros partidos, y para ello no tenía que vacilar en calumniarlos, en verter sobre ellos las peores injurias, en faltar deliberadamente a la verdad, en no desperdiciar un solo resorte de mentira y de envilecimiento. Y así, siendo la fraternidad uno de los postulados que el Estado liberal nos mostraba en su frontispicio, no hubo nunca situación de vida colectiva donde los hombres injuriados, enemigos unos de otros, se sintieran menos hermanos que en la vida turbulenta y desagradable del Estado liberal.

Y, por último, el Estado liberal vino a depararnos la esclavitud económica, porque a los obreros, con trágico sarcasmo, se les decía: "Sois libres de trabajar lo que queráis; nadie puede compeleros a que aceptéis unas u otras condiciones; ahora bien: como nosotros somos los ricos, os ofrecemos las condiciones que nos parecen; vosotros, ciudadanos libres, si no queréis, no estáis obligados a aceptarlas; pero vosotros, ciudadanos pobres, si no aceptáis las condiciones que nosotros os impongamos, moriréis de hambre, rodeados de la máxima dignidad liberal". Y así veríais cómo en los países donde se ha llegado a tener Parlamentos más brillantes e instituciones democráticas más finas, no teníais más que separamos unos cientos de metros de los barrios lujosos para encontramos con tugurios infectos donde vivían hacinados los obreros y sus familias, en un límite de decoro casi infrahumano. Y os encontraríais trabajadores de los campos que de sol a sol se doblaban sobre la tierra, abrasadas las costillas, y que ganaban en todo el año, gracias al libre juego de la economía liberal, setenta u ochenta jornales de tres pesetas.

Por eso tuvo que nacer, y fue justo su nacimiento (nosotros no recatamos ninguna verdad), el socialismo. Los obreros tuvieron que defenderse contra aquel sistema, que sólo les daba promesas de derechos, pero no se cuidaba de proporcionarles una vida justa.

Ahora, que el socialismo, que fue una reacción legítima contra aquella esclavitud liberal, vino a descarriarse, porque dio, primero, en la interpretación materialista de la vida y de la Historia; segundo, en un sentido de represalia; tercero, en una proclamación del dogma de la lucha de clases.

El socialismo, sobre todo el socialismo que construyeron, impasibles en la frialdad de sus gabinetes, los apóstoles socialistas, en quienes creen los pobres obreros, y que ya nos ha descubierto tal como eran Alfonso García Valdecasas; el socialismo así entendido, no ve en la Historia sino un juego de resortes económicos: lo espiritual se suprime; la Religión es un opio del pueblo; la Patria es un mito para explotar a los desgraciados. Todo eso dice el socialismo. No hay más que producción, organización económica. Así es que los obreros tienen que estrujar bien sus almas para que no quede dentro de ellas la menor gota de espiritualidad.

No aspira el socialismo a restablecer una justicia social rota por el mal funcionamiento de los Estados liberales, sino que aspira a la represalia; aspira a llegar en la injusticia a tantos grados más allá cuantos más acá llegaran en la injusticia los sistemas liberales.

Por último, el socialismo proclama el dogma monstruoso de la lucha de clases; proclama el dogma de que las luchas entre las clases son indispensables, y se producen naturalmente en la vida, porque no puede haber nunca nada que las aplaque. Y el socialismo, que vino a ser una crítica justa del liberalismo económico, nos trajo, por otro camino, lo mismo que el liberalismo económico: la disgregación, el odio, la separación, el olvido de todo vínculo de hermandad y de solidaridad entre los hombres.

Así resulta que cuando nosotros, los hombres de nuestra generación, abrimos los ojos, nos encontramos con un mundo en ruina moral, un mundo escindido en toda suerte de diferencias; y por lo que nos toca de cerca, nos encontramos en una España en ruina moral, una España dividida por todos los odios y por todas las pugnas. Y así, nosotros hemos tenido que llorar en el fondo de nuestra alma cuando recorríamos los pueblos de esa España maravillosa, esos pueblos en donde todavía, bajo la capa más humilde, se descubren gentes dotadas de una elegancia rústica que no tienen un gesto excesivo ni una palabra ociosa, gentes que viven sobre una tierra seca en apariencia, con sequedad exterior, pero que nos asombra con la fecundidad que estalla en el triunfo de los pámpanos y los trigos. Cuando recorríamos esas tierras y veíamos esas gentes, y las sabíamos torturadas por pequeños caciques, olvidadas por todos los grupos, divididas, envenenadas por predicaciones tortuosas, teníamos que pensar de todo ese pueblo lo que él mismo cantaba del Cid al verle errar por campos de Castilla, desterrado de Burgos:

¡Dios, qué buen vasallo si ovierá buen señor!

Eso vinimos a encontrar nosotros en el movimiento que empieza en ese día: ese legítimo soñar de España; pero un señor como el de San Francisco de Borja, un señor que no se nos muera. Y para que no se nos muera, ha de ser un señor que no sea, al propio tiempo, esclavo de un interés de grupo ni de un interés de clase.

El movimiento de hoy, que no es de partido, sino que es un movimiento, casi podríamos decir un antipartido, sépase desde ahora, no es de derechas ni de izquierdas. Porque en el fondo, la derecha es la aspiración a mantener una organización económica, aunque sea injusta, y la izquierda es, en el fondo, el deseo de subvertir una organización económica, aunque al subvertiría se arrastren muchas cosas buenas. Luego, esto se decora en unos y otros con una serie de consideraciones espirituales. Sepan todos los que nos escuchan de buena fe que estas consideraciones espirituales caben todas en nuestro movimiento; pero que nuestro movimiento por nada atará sus destinos al interés de grupo o al interés de clase que anida bajo la división superficial de derechas e izquierdas.

La Patria es una unidad total, en que se integran todos los individuos y todas las clases; la Patria no puede estar en manos de la clase más fuerte ni del partido mejor organizado. La Patria es una síntesis trascendente, una síntesis indivisible, con fines propios que cumplir; y nosotros lo que queremos es que el movimiento de este día, y el Estado que cree, sea el instrumento eficaz, autoritario, al servicio de una unidad indiscutible, de esa unidad permanente, de esa unidad irrevocable que se llama Patria.

Y con eso ya tenemos todo el motor de nuestros actos futuros y de nuestra conducta presente, porque nosotros seríamos un partido más si viniéramos a enunciar un programa de soluciones concretas. Tales programas tienen la ventaja de que nunca se cumplen. En cambio, cuando se tiene un sentido permanente ante la Historia y ante la vida, ese propio sentido nos da las soluciones ante lo concreto, como el amor nos dice en qué caso debemos reñir y en qué caso nos debemos abrazar, sin que un verdadero amor tenga hecho un mínimo programa de abrazos y de riñas.

He aquí lo que exige nuestro sentido total de la Patria y del Estado que ha de servirla.

Que todos los pueblos de España, por diversos que sean, se sientan armonizados en una irrevocable unidad de destino.

Que desaparezcan los partidos políticos. Nadie ha nacido nunca miembro de un partido político; en cambio, nacemos todos miembros de una familia; somos todos vecinos de un Municipio; nos afanamos todos en el ejercicio de un trabajo. Pues si ésas son nuestras unidades naturales, si la familia y el Municipio y la corporación es en lo que de veras vivimos, ¿para qué necesitamos el instrumento intermediario y pernicioso de los partidos políticos, que, para unimos en grupos artificiales, empiezan por desunimos en nuestras realidades auténticas?

Queremos menos palabrería liberal y más respeto a la libertad profunda del hombre. Porque sólo se respeta la libertad del hombre cuando se le estima, como nosotros le estimamos, portador de valores eternos; cuando se le estima envoltura corporal de un alma que es capaz de condenarse y de salvarse. Sólo cuando al hombre se le considera así, se puede decir que se respeta de veras su libertad, y más todavía si esa libertad se conjuga, como nosotros pretendemos, en un sistema de autoridad, de jerarquía y de orden.

Queremos que todos se sientan miembros de una comunidad seria y completa; es decir, que las funciones a realizar son muchas: unos, con el trabajo manual; otros, con el trabajo del espíritu; algunos, con un magisterio de costumbres y refinamientos. Pero que en una comunidad tal como la que nosotros apetecernos, sépase desde ahora, no debe haber convidados ni debe haber zánganos.

Queremos que no se canten derechos individuales de los que no pueden cumplirse nunca en casa de los famélicos, sino que se dé a todo hombre, a todo miembro de la comunidad política, por el hecho de serio, la manera de ganarse con su trabajo una vida humana, justa y digna.

Queremos que el espíritu religioso, clave de los mejores arcos de nuestra Historia, sea respetado y amparado como merece, sin que por eso el Estado se inmiscuya en funciones que no le son propias ni comparta -como lo hacía, tal vez por otros intereses que los de la verdadera Religión- funciones que sí le corresponde realizar por sí mismo.

Queremos que España recobre resueltamente el sentido universal de su cultura y de su Historia.

Y queremos, por último, que si esto ha de lograrse en algún caso por la violencia, no nos detengamos ante la violencia. Porque, ¿quién ha dicho -al hablar de "todo menos la violencia"- que la suprema jerarquía de los valores morales reside en la amabilidad? ¿Quién ha dicho que cuando insultan nuestros sentimientos, antes que reaccionar como hombres, estamos obligados a ser amables? Bien está, sí, la dialéctica como primer instrumento de comunicación. Pero no hay más dialéctica admisible que la dialéctica de los puños y de las pistolas cuando se ofende a la justicia o a la Patria.

Esto es lo que pensamos nosotros del Estado futuro que hemos de afanamos en edificar.

Pero nuestro movimiento no estaría del todo entendido si se creyera que es una manera de pensar tan sólo; no es una manera de pensar: es una manera de ser. No debemos proponemos sólo la construcción, la arquitectura política. Tenemos que adoptar, ante la vida entera, en cada uno de nuestros actos, una actitud humana, profunda y completa. Esta actitud es el espíritu de servicio y de sacrificio, el sentido ascético y militar de la vida. Así, pues, no imagine nadie que aquí se recluta para ofrecer prebendas; no imagine nadie que aquí nos reunimos para defender privilegios. Yo quisiera que este micrófono que tengo delante llevara mi voz hasta los últimos rincones de los hogares obreros, para decirles: sí, nosotros llevamos corbata; sí, de nosotros podéis decir que somos señoritos. Pero traemos el espíritu de lucha precisamente por aquello que no nos interesa como señoritos; venimos a luchar porque a muchos de nuestras clases se les impongan sacrificios duros y justos, y venimos a luchar por que un Estado totalitario alcance con sus bienes lo mismo a los poderosos que a los humildes. Y así somos, porque así lo fueron siempre en la Historia los señoritos de España. Así lograron alcanzar la jerarquía verdadera de señores, porque en tierras lejanas, y en nuestra Patria misma, supieron arrostrar la muerte y cargar con las misiones más duras, por aquello que precisamente, como a tales señoritos, no les importaba nada.

Yo creo que está alzada la bandera. Ahora vamos a defenderla alegremente, poéticamente. Porque hay algunos que frente a la marcha de la revolución creen que para aunar voluntades conviene ofrecer las soluciones más tibias; creen que se debe ocultar en la propaganda todo lo que pueda despertar una emoción o señalar una actitud enérgica y extrema. ¡Qué equivocación! A los pueblos no los han movido nunca más que los poetas, y ¡ay del que no sepa levantar, frente a la poesía que destruye, la poesía que promete!

En un movimiento poético, nosotros levantaremos este fervoroso afán de España; nosotros nos sacrificaremos; nosotros renunciaremos, y de nosotros será el triunfo, triunfo que -¿para qué os lo voy a decir?- no vamos a lograr en las elecciones próximas. En estas elecciones votad lo que os parezca menos malo. Pero no saldrá de ahí vuestra España, ni está ahí nuestro marco. Esa es una atmósfera turbia, ya cansada, como de taberna al final de una noche crapulosa. No está ahí nuestro sitio. Yo creo, sí, que soy candidato; pero lo soy sin fe y sin respeto. Y esto lo digo ahora, cuando ello puede hacer que se me retraigan todos los votos. No me importa nada. Nosotros no vamos a ir a disputar a los habituales los restos desabridos de un banquete sucio. Nuestro sitio está fuera, aunque tal vez transitemos, de paso, por el otro. Nuestro sitio está al aire libre, bajo la noche clara, arma al brazo, y en lo alto, las estrellas, Que sigan los demás con sus festines. Nosotros fuera, en vigilancia tensa, fervorosa y segura, ya presentimos el amanecer en la alegría de nuestras entrañas.

28 de octubre de 2008

China contraataca

Diario estatal chino ataca al dólar

EE.UU. ha saqueado la riqueza del mundo con el dólar: diario de China
Viernes 24 de octubre de 2008 BEIJING (Reuters)

Los Estados Unidos han saqueado la riqueza mundial al explotar el predominio del dólar, y el mundo urgentemente necesita que otras monedas tomen su lugar, dijo el principal periódico estatal chino el viernes...
Tras las Olimpíadas, China vuelve al ring

¿Creen los chinos que ya llega el fin de la era del dólar?

Domingo 26 de octubre de 2008
En esta edición 28ª del GEAB, el Leap/E2020 ha decidido lanzar un nuevo alerta de crisis sistémica mundial. De hecho nuestros investigadores preveen que, antes del próximo verano 2009, el Gobierno de Estados Unidos entrará en cesación de pagos y no será capaz de repagar a sus acreedores...
Imperio de deudas: el default de EE.UU en 2009?
(muy bueno el contador de la deuda de USA)
Tomado de: Tercera Guerra y Nuevo Orden Mundial.

26 de octubre de 2008

Quisimos cambiar el mundo, y conseguimos la democracia

Todavía en el año 2004 Hebe de Bonafini sostenía:

"Nosotros seguimos con la misma teoría: que la deuda no hay que pagarla, porque ya la hemos pagado muchas veces y no solamente con plata sino con la sangre de nuestros hijos. Y la hemos pagado con todos los desocupados y con los niños que se mueren de hambre".
Habló Hebe de Bonafini


Luego del anuncio del pago al FMI por parte de Néstor Kirchner, ese cartel y esa consigna desaparecieron de los discursos, pero ningún pañuelo lleva el nombre de esos "desaparecidos".

Ahora, olvidándose de la deuda (no así el resto de la población, que la tiene que seguir pagando), bajó las pretensiones:

"Con el pañuelo defendimos la justicia y hoy tenemos que defender la democracia que nos costó tanta sangre, desocupación, hambre y marginados", sostuvo Bonafini al fundamentar la idea de su Asociación".
Pagina 12. 18/8/2998

Hebe la Falsa sabe muy bien que los que murieron del bando que ella reivindica en esa guerra que "nos costó tanta sangre", no lo hicieron por "esta democracia" que tenemos ahora. Ellos luchaban por otra cosa. Y la "desocupación, hambre y marginados" que tenemos tendrán que seguir esperando mientras la prioridad de nuestros democráticos (¿y "zurdos"?) gobernantes sea el mantenimiento del régimen de la usura y el pago de la deuda.

Más sincero es Rodolfo Mattarollo, un reconocido experto en derechos humanos que tiene la Argentina y que dirigirá en Bolivia -a instancias de Cristina Kirchner- la investigación que hará un organismo recientemente creado por la UNASUR, de la masacre del 11 de septiembre en Pando. Página 12 dice sobre el tema:

" ...Y de alguna manera todo esto representa la culminación de un sueño compartido que empezó en los ’70 con el escritor Haroldo Conti y los compañeros del Partido Revolucionario de los Trabajadores.
"Quisimos cambiar el mundo y conseguimos la democracia",... "
Página 12. 26/10/2008
"Quisimos cambiar el mundo..." Hebe. Por eso murió Haroldo Conti; eso le hicieron creer a sus compañeros del Partido Revolucionario de los Trabajadores, o Montos, FAR, FAP o lo que sea, y para eso se mandó a la muerte a tanta gente, "...y conseguimos la democracia". Si. Conseguimos esta democracia que mientras se ocupa de juzgar violaciones de derechos humanos por los militares, mantiene el hambre, la marginación, la desocupación, que la entrega del país provocó desde esa época, y que por supuesto no tienen el más mínimo interés en revertir. Juzguen a Bussi (total está viejo), destruyan las Fuerzas Armadas (Inglaterra los apoyará), pero hay que "pagar, pagar. No pagar daría desconfianza a los inversores" como nos decía Jacques Attali, el "progre" francés.


Y pagar, pagar es lo que que hace nuestra democracia, con el apoyo de quienes son funcionales, o funcionarios, de esta DEMOCRACIA LIQUIDA que "nos costó tanta sangre, desocupación, hambre y marginados" y es lo que el Imperio global ha diseñado para nosotros.

25 de octubre de 2008

¿Democratizar la globalización, o globalizar la democracia?

DEMOCRATIZAR LA GLOBALIZACIÓN

No es que los "progres" (que son bastantes), o los "zurdos" (todavía quedan), no sepan que la globalización es un instrumento de la plutocracia o Imperialismo Internacional del Dinero (a ellos no le gusta llamarlo así), aunque algunos reconocen, como Toni Negri, que ningún Estado nacional controla el poder que se está gestando:

"Aquellos que protestaron contra la cumbre de Génova, sin embargo, no se distraen con estos anticuados símbolos del poder. Saben que se está formando un sistema global esencialmente nuevo. Las diversas protestas que desembocaron en Génova se basaron en el reconocimiento de que ningún poder nacional ejerce el control del actual orden global..."
lo saben, pero creen que pueden modificarla. Por eso, como podemos ver en el mismo artículo, la lucha no es contra la globalización, sino para modificarla:

"Las protestas en sí se han convertido en movimientos globales y uno de sus objetivos más claros es la democratización de los procesos de globalización. No se lo debería llamar movimiento antiglobalización. Es a favor de la globalización o en su defecto un movimiento de globalización alternativo..."
El objetivo es democratizar la globalización
(Clarín, 26/7/2001)
Para el historiador marxista Eric Hobsbawn la actual crisis muestra que llegó la hora de pedir una globalización "orientada hacia los que más la necesitan":

"...Esperamos que a partir de lo que ocurrió hoy exista ahora una nueva clase de globalización controlada, orientada, que beneficie a los que realmente lo necesitan. A la mayoría de los pobres, de los discriminados, los que no tienen ventajas. Y que la diferencia, la enorme diferencia entre los que vivimos como príncipes y el resto del mundo, disminuya".
Hobsbawm equipara la crisis financiera con el derrumbe de la URSS
También para un diputado del Partido Socialista Obrero Español, lo que hay que hacer es "democratizar y socializar la globalización", para que Europa sea más competitiva.
(Democratizar la globalización - 23/1/2005)

Y para hacernos creer que esta democratización es posible, nada mejor que las Naciones Unidas. Allí están -teóricamente- representados los "Estados" y no los grupos del poder económico-financiero. Pero en un artículo titulado Boutrus Gali: "El papel de la ONU es democratizar la globalización" vemos que

"...la tercera generación tendrá que desarrollarse en una óptica transnacional en el que el Estado no será el único actor, habrá actores fuera del Estado". Estos nuevos actores internacionales a los que se refiere Gali son ONGs, partidos políticos, sindicatos, centros de investigación y multinacionales..."
El País, 10/5/2007
pero lo que no dice es que las más importantes de esas ONGs y centros de investigación, que tanto influyen en los medios y sindicatos, son financiadas precisamente por las multinacionales, es decir, por el Poder del Dinero.

En la Argentina podemos ver los "generosos" aportes que hacen para defender la democracia y la libertad instituciones como la Kellog Foundation, el Open Society Institute (Soros), John Merk Fund, Fundación Ford, entre otros.

GLOBALIZAR LA DEMOCRACIA

En 1971, Z. Brzezynski, de la Trilateral Commission escribía:

"La Era Tecnotrónica va diseñando paulatinamente una sociedad cada vez más
controlada. Esa sociedad será dominada por una élite de personas que no dudarán en realizar sus objetivos mediante técnicas depuradas con las que influirán en el comportamiento del pueblo y controlarán con todo detalle a la sociedad, hasta el punto que será posible ejercer una vigilancia casi permanente sobre cada uno de los ciudadanos del planeta".
Z.Brzezinski.
La Era Tecnotrónica.
Ya en esa época, este "apóstol" de la globalización tenía claro quienes ejercerían el poder, a través de la influencia ejercida sobre el "comportamiento del pueblo" mediante "técnicas depuradas". Una "élite de personas", un poder cada vez más privatizado, como escribe Adrián Salbuchi, para quien la globalización es la ideología del Imperialismo Internacional del Dinero y...

"...tiene como objetivo controlar todos los asuntos públicos de la humanidad por una tecnoestructura privada detentadora del poder real. Y, precisamente debido a ello, se autoexcluye de todo proceso democrático ya que no va a permitir que se la sujete a su propio instrumento de control. La ideología del globalismo conforma en última instancia la privatización del poder. Y su praxis política consiste en el control de todos los gobiernos que ocupan todos los Estados..."

(Adrián Salbuchi: "El Cerebro del Mundo: la cara oculta de la globalización")
Y esa privatización del poder es perfectamente compatible con la "democracia globalizada" y se podrá lograr con las ya mencionadas "técnicas depuradas" que mencionaba Brzezynski.


Si la globalización es el

"...proceso de centralización del poder a escala global, operado por unos pocos que concentran la riqueza mundial -en una magnitud como nunca antes ocurrió en la civilización humana- aplicado a todos los ámbitos de la vida (político, económico-financiero, cultural, educativo, espiritual-religioso, psicosocial, etc) y que se caracteriza por imponer una homogeneización que destruye las identidades e intereses de los grupos humanos y procura reducir o eliminar la soberanía de los estados nacionales, con la finalidad de imponer un gobierno mundial".
Santiago Alonso
El Nacionalismo, única opción a la Globalización o Nuevo Orden Mundial.
Suplemento de Patria Argentina nº 205 - Dic. 2004
no la podemos combatir con la "democracia" que los mismos globalistas nos proponen, que no es otra cosa que lo que Walter Moore llamó la DEMOCRACIA LIQUIDA.

24 de octubre de 2008

MALVINAS: la traición permanente

Algunas notas, para no olvidar Malvinas... ni a los traidores.


Diario Clarín cataloga de "invasión", el 2 de abril de 1982


Al redactar una nota sobre los Veteranos argentinos en Londres, el diario Clarín publicó que el 2 de abril fue una invasión argentina. ¿Cómo invadir un territorio que le pertenece a uno? Error garrafal...

El Malvinense. 22/10/08



Taiana fracasó en la ONU: las Malvinas cada día más lejos de Argentina

...Hoy Taiana, un canciller que poco entiende de Malvinas y defensa de la soberanía. Mientras el canciller se lo ve en los medios festejando junto a Cristina Kirchner por la apropiación de las jubilaciones de las AFJP, en la ONU, el gobierno acaba de perder una oportunidad única, y cada día que pasa es una chance más que se desperdicia para intentar recuperar la soberanía argentina en Malvinas...

El Malvinense. 23/10/2008


Se debilita seriamente el reclamo por la soberanía de Malvinas

Ante el fracaso de Cancillería Argentina en la ONU, el reclamo argentino por la soberanía de Malvinas, islas y aguas circundantes, es cada vez más débil...

¿Qué hace Cancillería por Malvinas? Bueno, para aquel que no tenga muchos conocimientos sobre el tema, sencillamente el director de este diario hace poco más de un mes, nos dijo lo siguiente...
...

Por Patricio Mendiondo, director de El Malvinense.

¿Qué hace concretamente el gobierno nacional por la soberanía de Malvinas?
-Emite comunicados y protestas formales al Reino Unido, y obtiene el apoyo anual en los encuentros del Mercosur, la OEA y algún que otro organismo o foro internacional.

¿Y eso sirve en la práctica?
-Es una formalidad, que no tiene resultados concretos, ya que la iniciativa y estrategia de recuperación jamás vendrá de afuera, eso lo deben de trabajar nuestros hombres en Cancillería. Lamentablemente, desde que finalizó el conflicto armado de 1982, la política ha sido una sola: la de la entrega del patrimonio nacional, y relegando el tema de la soberanía a un segundo plano. Se habla de querer restablecer las negociaciones y el diálogo, pero Argentina nunca ha intentado nada para llegar a él.

Al contrario, desde 1986 a la fecha, es extensa la lista de entrega de territorio y recursos, tanto en el continente como alrededor de Malvinas, siendo así muy difícil de intentar cualquier tipo de diálogo. Pues los ingleses no tienen necesidad de sentarse a negociar, ellos obtienen siempre lo que quieren.

Es decir, en los discursos Argentina reivindica la soberanía, pues de no hacerlo habría un repudio generalizado por parte de la ciudadanía. Pero luego en la práctica, a la hora de sentarse en la mesa con los ingleses, el tema Malvinas no se toca, pero si se toca como entregar los recursos mineros, pesqueros, petroleros, etc. Gran Bretaña siempre obtiene lo que quiere, gracias a la ineptitud, incapacidad o traición de nuestros representantes.

¿Qué habría que hacer para intentar el diálogo por Malvinas?
-Primero y principal, es no dar garantías ni beneficios en ningún ámbito económico o comercial, hasta que se haya avanzado en las negociaciones por la soberanía, de lo contrario nunca habrá ningún avance. Siempre estaremos como el "burro tras la zanahoria". Nuestros representantes creen que entregando todo lo que tenemos, algún día se apiadarán y querrán sentarse para hablar de las Islas, y eso, no es así. La diplomacia no funciona de esa forma, y mucho menos con Gran Bretaña.

El Malvinense. 24/10/2008

Ver más traiciones en El Malvinense

23 de octubre de 2008

Vencedores y vencidos

Es sabido que nunca los vencedores de una guerra fueron juzgados. Por eso la queja del General Benjamín Menéndez ante el tribunal que lo juzgó en Tucumán: "Ostentamos el dudoso honor de ser el primer país del mundo que juzga a sus soldados victoriosos", y también la del General Bussi: "Soy un perseguido por los derrotados de ayer en la guerra justa y necesaria".

Militares formados en la "Doctrina de la Seguridad Nacional", importada de Francia y EE.UU., sin duda fueron vencedores en su lucha contra el "marxismo internacional" y "la subversión apátrida", con las técnicas aprendidas a ese efecto en la Escuela de las Américas. Peones todos, militares y guerrilleros, en el tablero de ajedrez de una "guerra fría" cuyas piezas eran movidas desde el exterior, y que nos llevó directamente al gobierno militar surgido del golpe de Estado de 1976.

Durante ese gobierno, con el pretexto de la lucha contra la subversión, Martínez de Hoz pudo imponer su plan de destrucción de la industria nacional y la sujección del país a una deuda externa impagable.

No fue Videla el que puso a Martínez de Hoz, sino que fueron los sectores que Martínez de Hoz representaba los que designaron a Videla.

Derrotada la subversión, sometido económicamente el país, los militares ya no eran necesarios, y fueron sus antiguos protectores -Inglaterra y EE.UU.- los que, Guerra de Malvinas mediante, se los sacaron de encima, aunque nos quisieran hacer creer que era "un triunfo de la democracia".

Cuando el General Bussi dice que es "un perseguido de los derrotados de ayer", o cuando los que se oponen a la hipócrita política de "derechos humanos" del gobierno acusan a éste de montonero o de estar al servicio del marxismo internacional, demuestran que no tienen idea de quien es el enemigo que los está atacando.

Para enterarse les bastaría ver como -entre otros- la Fundación Ford (1), Soros (2), y la Embajada Británica ayudan al CELS (3) de Verbitsky, o leer, en la carta de Bush a Héctor Timerman agradeciéndole por el libro de su padre Prisionero sin número, celda sin nombre:

"Elogio al gobierno por los pasos que está ahora tomando para juzgar a numerosos oficiales que fueron previamente perdonados por abusos a derechos humanos" (4)

Entonces ¿quiénes fueron los derrotados?

No sólo los 8.000 (ó 30.000, según el gusto de cada uno), muertos / desaparecidos que creían estar luchando por un mundo mejor o por "la Patria Socialista", también los militares que fueron enviados a combatir la subversión y hoy son juzgados con la complicidad de sus aliados de ayer, que encontraron así una manera de destruir las Fuerzas Armadas y dejar a nuestro país en un estado de total indefensión, y por sobre todo, la mayoría del pueblo argentino, que con la "democracia" tiene que pagar los platos rotos del modelo implementado en esa época.

Los vencedores son los beneficiarios de ese modelo, cuyos intereses no han sido tocados ni por la "derecha neoliberal", o la "izquierda proresista". Derechas e izquierdas de la DEMOCRACIA LIQUIDA que es hoy la cobertura política del Imperialismo Internacional del Dinero.

(1) La ayuda de la Fundación Ford al CELS

(2) Open Society Institute (Soros)

(3) quienes apoyan al CELS

(4) La Nación. 10/4/2008

19 de octubre de 2008

¿Regresa el nacionalismo a Página 12?

En una nota titulada El "regreso" del nacionalismo en Página 12, Edgardo Mocca menciona que en un ensayo de Isaiah Berlin de principio de los '60, éste afirmaba que la más influyente de las ideologías del siglo XIX, el nacionalismo, resultó ser una "para la que no se predijo ningún futuro significativo", pero

...Un par de décadas después, los tiempos dorados del nacionalismo parecían haberse agotado definitivamente. Derechas e izquierdas, progresistas y conservadores disputaban sobre los modelos posibles de globalización y coincidían en la decadencia de los estados nacionales para gestionar una dinámica económica y política que traspasaba las fronteras. El nacionalismo era un "anacronismo" que, como se sabe, es el más grande de los disvalores para el pensamiento neoliberal...

¿Para el pensamiento neoliberal solamente? ¿La izquierda no tiene nada que ver con las campañas contra el nacionalismo?

Es verdad que en plena era de la "globalización" fue el neo-liberalismo, expresión del Imperialismo Internacional del Dinero el que con mayor énfasis llevó adelante esa campaña. Pero lo hizo ante la indiferencia, cuando no la complicidad, de la izquierda.

Pero a partir del atentado a las Torres Gemelas en 2001, política de la "guerra preventiva" mediante, se comienza a desarrollar un nacionalismo extremo en la potencia rectora del mundo globalizado. Y también en esa época el fracaso de los programas economicos neo-liberales lleva a que algunos paises de nuestra región tiendan a recuperar el control del Estado sobre los recursos naturales, lo que provoca intranquilidad no sólo en los seguidores de Bush -preocupados por el "populismo"...

..."sino de demócratas sinceros, conscientes de la histórica tensión entre nacionalismo y democracia"...
sin aclarar entre "qué nacionalismo" y "qué democracia" es esa tensión; aunque por lo menos se da cuenta que no se puede abrir juicios sobre una ideología basándose sólo en sus expresiones más extremas:

..."No hay doctrina –la liberal-democrática incluida– que no haya sido invocada para las peores causas. Ni todo nacionalismo es autoritario ni todo sentimiento de distancia con lo nacional es un testimonio de apertura mental y pluralismo".
Muy bien. Aunque entre las doctrinas que han sido invocadas para las peores causas olvidó alguna: Stalin, Pol-Pot, Ceaucescu... no eran ni nacionalistas ni liberales. Y el broche de oro del párrafo:

..."A veces el desprecio de lo nacional equivale a una actitud de sumisión colonial".
¿A veces?

Observa también el autor el doble standard que se tiene desde los círculos del poder económico. Los que se horrorizaban por la intervención del gobierno de Bolivia para recuperar el control de los hidrocarburos, son los mismos que aplauden la intervención de Bush (la mayor de la historia), para salvarlos de la crisis que ellos mismos provocaron; y piden un nacionalismo sin trabas para los países poderosos, mientras predican a los débiles que sean cosmopolitas y abiertos.

Si el nacionalismo es un fenómeno totalmente explicable en el actual contexto mundial, como finaliza la nota, sería bueno que dejara de ser "ese concepto tan vapuleado y con sonido incómodo para los que se ubican del medio hacia la izquierda", como señalaba Marcelo Zlotogwiazda en otra nota reciente y que es la posición habitual de ese diario.

18 de octubre de 2008

Tirar las estatuas al mar

Hace pocos días se cumplieron 42 años de la Operación Cóndor, cuando un grupo de jóvenes secuestraron un avión de Aerolíneas Argentinas, y lo hicieron aterrizar en las Islas Malvinas para reivindicar la soberanía argentina en el archipiélago. Roberto Bardini recuerda el hecho en una nota, y escribe -especialmente- sobre el "olvido" del mismo por los grandes medios de comunicación.

Recuerda la nota que en ese momento estaba en Córdoba el historiador y filósofo inglés Arnold J. Toynbee (1889 - 1975) quien escribió posteriormente en un libro ("Entre el Maule y el Amazonas" - 1967):

"La acción de los saboteadores fue, en consecuencia, muy censurada no sólo por el gobierno sino también por el periodismo responsable. Sin embargo, [...] tanto la prensa como el gobierno, enfatizaron de todas maneras el hecho de que todos los argentinos estaban de acuerdo en sostener que las islas eran legalmente suyas, que el reclamo británico sobre ellas no tenía valor alguno..."
Mientras el respetable filósofo valora la prudente actitud tanto del gobierno (en ese momento de Onganía) como del periodismo responsable, no deja de advertir "el hecho de que todos los argentinos estaban de acuerdo en sostener que las islas eran legalmente suyas", y culpa a la educación que a su manera de ver ha logrado que:

"En algunos países latinoamericanos, los libertadores nacionales del siglo XIX son ahora venerados como héroes; se los reverencia como verdaderos dioses. El nacionalismo, en verdad, se ha convertido en una religión más potente que el cristianismo".
Toynbee fue director del Royal Institute of International Affairs (RIIA - Instituto Real de Relaciones Internacionales) con sede en Londres, entidad hermana del Council on Foreign Relations (CFR), de los Estados Unidos. "bancos de cerebros" cuya misión principal es defender los intereses mundiales anglo-norteamericanos y promover la globalización, y para quienes todo lo que tenga que ver con el nacionalismo (salvo que sea ingles, sionista o norteamericano) es un estorbo.

Por eso no sorprende el consejo que nos da en otro capítulo de su libro:

"Si yo fuera un integracionista latinoamericano, mi primer paso sería arrojar todas las estatuas de San Martín al Atlántico, todas las estatuas de O’Higgins al Pacífico y todas las de Bolívar al Caribe, y prohibiría que las reemplazaran, bajo pena de muerte".
Ya están lejos los tiempos en que tenían que disimular sus objetivos:

"En el presente estamos trabajando discretamente, pero con todo nuestro esfuerzo para arrancar esa misteriosa fuerza llamada soberanía de las garras de los estados nacionales de nuestro mundo. Y todo el tiempo estamos negando con nuestros labios lo que hacemos con nuestras manos, porque impugnar la soberanía de los estados nacionales del mundo es todavía una herejía por la cual un hombre de estado o un publicista quizá pueda no ser quemado en la hoguera, pero sí desacreditado y excluido de la sociedad."

(A. Toynbee: Monografía leida en la Cuarta Conferencia anual del Instituto para el Estudio Científico de las Relaciones Internacionales. Copenhague, junio de 1931. Informe Especial publicado por The Spothligh. Washington, DC. l989)

Por si bien nadie se anima a "tirar las estatuas al mar", tienen otras maneras mas sutiles de hacerlo.

No recordar en los medios la Operación Cóndor, ni siquiera para criticarla; dejar que pasen desapercibidas gestas como la Defensa de Buenos Aires, de la que el año pasado se cumplieron 200 años; olvidar que existió Vuelta de Obligado; cambiar la fecha de los feriados, por ejemplo el Día de la Bandera (muerte de Belgrano), muerte de San Martín, etc. -convirtiéndolos en pretexto para fomentar el turismo- son las maneras de "tirar las estatuas al mar" que encontraron los políticos y los medios responsables.


16 de octubre de 2008

Kirchner - Cobos: las mineras no se tocan

Kirchner - Cobos. Gran pelea por las retenciones (de algún lado tiene que salir la plata para pagar la deuda externa), pero algo es seguro: no saldrá de las empresas mineras inglesas.

En el mes de junio el vicepresidente Cobos y el embajador británico tuvieron una importante reunión. No se habló por la soberanía de Malvinas ni de la Antártida. Se habló de la entrega de los recursos mineros. A cambio de eso, los ingleses dejarían que flamee la bandera argentina en el cementerio de Darwin.

El tema central de la reunión fue el pedido del embajador británico por los intereses de la Corona en el territorio nacional. En el territorio nacional hay más 50 empresas mineras que provienen de territorios que conforman la Comunidad británica de Naciones. El embajador planteó la necesidad de Gran Bretaña de seguir "invirtiendo" en el país, ya que Argentina posee gran cantidad de recursos mineros, que están escaseando en el mundo.

Argentina ha firmado un pacto (léase rendición) con gran Bretaña en los 90 (canciller Cavallo), donde los miembros de la Comunidad británica de Naciones, no pagan un solo peso de impuestos por sus "inversiones" (Nación más favorecida), además de recibir múltiples subsidios, extrayendo el patrimonio nacional de forma casi gratuita, dejando unos pocos pesos en el bolsillo de algún funcionario. Esto genera la pérdida del recurso que se explote, pues no es renovable, y a su vez la contaminación, (creada por la empresa minera en el lugar de explotación), dejando a la Argentina vacía y contaminada.

Ver más en El Malvinense

15 de octubre de 2008

¿Deuda Eterna de lesa humanidad?


"...Lo del default fue un gran error. Me acuerdo de que un día antes de que Rodríguez Saá hiciera el anuncio lo fuimos a ver con De la Sota, Reutemann y Romero. Creímos que lo habíamos convencido. Al menos yo me fui al Sur con la idea de que no tomaría la medida. Pero al otro día Cristina me llamó desde el Congreso para contarme lo que había sucedido, aquella fiesta increíble. Yo pensé "perdimos todo". Porque si algo debe hacer un país es pagar sus deudas
Las confesiones de los Kirchner en una tertulia en Nueva York

La Nación, 26/9/07
¿Y ahora que hacemos?


¿La deuda externa es de lesa humanidad?
Piden reabrir la causa y argumentan que el endeudamiento necesitó crímenes y desapariciones. Involucran al Deutsche Bank y al Citi.


El terrorismo de Estado secuestró y desapareció a miles de personas para imponer, sin resistencias, su modelo económico. El móvil de esos delitos de lesa humanidad fue la liberación de la economía, imposible sin la deuda externa.” Con ese argumento, un grupo de abogados pedirá la reapertura de la causa que ocho años atrás determinó la ilegitimidad del endeudamiento durante la dictadura. Aseguran que se trata de un delito de lesa humanidad y que, por lo tanto, no está prescripto...
CRÍTICA de la Argentina
¿Cómo caerá este juicio entre nuestros "derecho-humanistas" gobernantes, teniendo en cuenta que entre las compañías beneficiarias de esa política se encuentran dos de los tres bancos que presentaron la propuesta de canje de deuda a la que apuesta la Casa Rosada para logran un alivio por los vencimientos de 2009: el Deutsche y el Citibank.

Los abogados también harán una presentación ante el Congreso de la Nación para que declare la ilegalidad de la deuda:





...Es que al establecer la prescripción de la acción penal, que se cerró sin condenados, el juez Ballestero remitió copia de su fallo al Parlamento para que “determine las responsabilidades políticas en la instrumentación de una política económica vulgar y agraviante que tendía, entre otras cosas, a beneficiar y sostener empresas y negocios privados y que puso de rodilla al país”. Sin embargo, en estos ocho años ningún diputado ni senador tomó el tema.
Tiempo tuvieron, pero una cosa es meter presos (con lel visto bueno de la Fundación Ford y la Embajada británica) a unos cuantos militares decrépitos y otra muy distinta meterse con los verdaderos dueños del poder:


"... Es que el sistema dominante camina con las dos piernas: da el primer paso con la derecha y el segundo con la izquierda. El movimiento de la derecha es suprimir las estructuras nacionales recurriendo a cualquier método, como sucedió con la Argentina posterior a 1976. El otro movimiento es el de la izquierda, pero no para reconstruir lo que pisoteó aquella sino para apenas cuestionar los medios empleados, mientras deja que la vieja estructura que destruyó todo se mantenga en pie..."
Claudio Díaz
www.pensamientonacional.com
El Congreso y el Poder Ejecutivo saben muy bien cual es el papel que tienen que cumplir en la "Democracia Líquida", y no hay nada que indique que tengan intenciones de salirse de él.


12 de octubre de 2008

El "antisemitismo" llega a China


CFCA, el Foro de Coordinación de la lucha contra el Antisemitismo está preocupado por la llegada del "antisemitismo" a China:


"Hace casi un año y medio, un libro llamado "La Guerra de la Moneda" ("The Currency War") fue editado en China. El libro fue escrito por un académico chino que volvió a su país de los Estados Unidos. El libro tenía carácter antisemita y aparentemente también contenía una "teoría de la conspiración" sumamente imaginaria sobre Wall Street. El argumento principal era que la familia Rotschild y otros judíos quisieron adueñarse del mundo a través de su exagerada intromisión en el sistema económico internacional..."

China – la teoría de la conspiración antisemita y Wall Street

curiosamente, cuando Rothschild está entrando en China:


"...Las informaciones señalan que se trata de la adquisición de una participación minoritaria y que la entrada de Bank of China respone al objetivo de la entidad gala de desarrollar sus actividades de banca privada y gestión de activos en Asia."...

Más movimientos corporativos: Bank of China entra en el capital de Edmond de Rothschild

11 de octubre de 2008

Crisis económica y Gobierno Mundial

Ya en 1931 el Papa Pío XI advertía sobre un poder, al que llamó el "Imperialismo Internacional del Dinero", que acumulaba

"...una descomunal y tiránica potencia económica en manos de unos pocos, que la mayor parte de las veces no son dueños, sino sólo custodios y administradores de una riqueza en depósito, que ellos manejan a su voluntad y arbitrio."
...
"Dominio ejercido de la manera más tiránica por aquellos que, teniendo en sus manos el dinero y dominando sobre él, se apoderan también de las finanzas y señorean sobre el crédito, y por esta razón administran, diríase, la sangre de que vive toda la economía y tienen en sus manos así como el alma de la misma, de tal modo que nadie puede ni aun respirar contra su voluntad."
(Pío XI: Encíclica Quadragesimo anno.)
Y un miembre del Council on Foreign Affairs (CFR), Carrol Quigley, también nos habla de este poder:

"...El Poder del capitalismo financiero tiene un objetivo trascendental, nada menos que crear un sistema de control financiero mundial en manos privadas capaz de dominar el sistema político de cada país y la economía del mundo como un todo. Este sistema ha estado controlado de un modo feudal por los Bancos Centrales del mundo actuando concertadamente y por acuerdos secretos, a los que se llegan en reuniones privadas y conferencias. Cada Banco Central buscó dominar a su Gobierno mediante la habilidad para controlar los préstamos al Tesoro del Estado, para manipular el mercado de cambios, en la determinación del nivel de la actividad económica del país y en influir sobre los políticos colaboracionistas mediante recompensas posteriores en el mundo de los negocios. La cúspide del sistema ha sido el Banco de Pagos Internacionales (BIS: Bank of International Settlements) de Basilea, Suiza; un banco de propiedad privada y controlado por los Bancos Centrales del mundo, que también son corporaciones privadas"
("Tragedy and Hope"; Ed. The Macmillan Company; New York; 1966. Pág. 324)
Para que ese sistema de dominación político ejercido por el poder financiero pueda hacerse cada vez más efectivo, los intelectuales e instituciones del sistema hace décadas que vienen trabajando, y Richard Gardner (otro miembro del CFR) explica la metodología:

"...En pocas palabras, la 'casa del orden mundial' tendrá que ser construida desde abajo para arriba ... impulsando una carrera final alrededor de la soberanía nacional, erosionándola pedazo a pedazo, con lo que se logrará mucho mas que con el anticuado método del asalto frontal".
Es el camino que le señala su jefe en el CFR (David Rockefeller):

"De lo que se trata es de sustituir la autodeterminación nacional que se ha practicado durante siglos en el pasado por la soberanía de una élite de técnicos y de financieros mundiales".
Y vemos como tanto desde la "derecha neoliberal", como desde la "izquierda", unos en nombre de la "globalización", otros en nombre del "internacionalismo", colaboran en la "carrera final alrededor de la soberanía nacional, erosionándola pedazo a pedazo", como proponía Gardner.

La actual crisis (provocada por ellos mismos), está produciendo una concentración aún mayor del capital financiero

"Pero ha servido, a su vez, como pretexto para justificar la necesidad de formar un organismo mundial que regule y controle el mercado financiero internacional, lo que constituiría un paso decisivo para los globalistas de cara a la creación de un Gobierno Mundial.

Una institución que controlase la economía mundial de forma autónoma con respecto a los gobiernos, y que además de eso estuviera por encima de las soberanías de los Estados...
...

Asimismo, cabe la circunstancia de que dicho traspaso de soberanía no se lleve a cabo de forma pacífica, y que quepa la posibilidad de que se desencadene una guerra mundial oportunamente inducida, con el objeto de imponer dicho Gobierno Mundial..."
emboscado.blog.com
Es el momento justo para que aparezcan nuevamente con toda su fuerza los gurúes de la globalización, pidiendo fortalecer las entidades del poder financiero internacional:

"Un miembro del CFR (Council on Foreign Relations) y ex funcionario en política de planificación del prominente 'Bilderberg' Kissinger, ha escrito un artículo en The Financial Times de Londres, haciendo un llamado para una 'nueva autoridad monetaria mundial' que tendría el poder de monitorear a todas las autoridades financieras nacionales y a todas las grandes empresas financieras mundiales..."
Miembro de la CFR hace un llamado para una 'Nueva Autoridad Monetaria Mundial'
La Globalización es la ideología del "Imperialismo Internacional del Dinero y "...tiene como objetivo controlar todos los asuntos públicos de la humanidad por una tecnoestructura privada detentadora del poder real. Y, precisamente debido a ello, se autoexcluye de todo proceso democrático ya que no va a permitir que se la sujete a su propio instrumento de control. La ideología del globalismo conforma en última instancia la privatización del poder. Y su praxis política consiste en el control de todos los gobiernos que ocupan todos los Estados..." (A.Salbuchi)
GLOBALIZACIÓN Y GOBIERNO MUNDIAL
http://usura.8m.com/Globalizacion.html

9 de octubre de 2008

Lo "políticamente correcto"

"Lo políticamente correcto prepara el terreno de forma ideal para las operaciones de desinformación y para la expansión de la mundialización. Cuando todo el mundo crea que las verdades pueden ser objetos de trueque, de que no existen ni verdades ni mentiras, el mundo estará preparado para recibir la misma propaganda, de participar de la misma pseudo-opinión pública fabricada para consumo universal. Y esta pseudo-opinión pública aceptará cualquier acción, incluidas las más brutales que indefectiblemente irán en beneficio de los manipuladores." (1)

LO POLÍTICAMENTE CORRECTO Y LA METAPOLÍTICA
por Alberto Buela (*)

En estos días nos ha llegado desde varios lados un reportaje al militar franco-ruso, ahora devenido ensayista, Vladimir Volkoff sobre lo políticamente correcto. Las respuestas que da Volkoff son acertadas pero insuficientes, pues él limita lo políticamente correcto a un problema del decir: "circula a través de nuestro vocabulario. El vocabulario políticamente correcto es el principal vehículo de contagio".

Es cierto que lo políticamente correcto, en inglés denominado political correctness, tiene que ver con una forma de decir; por ejemplo a un negro llamarlo "hombre de color", hablar de interrupción del embarazo en lugar de aborto, invidente en lugar de ciego. Pero hay que dar un paso más en busca de su fundamento, sino simplemente nos quedamos en la descripción del fenómeno.

Así lo políticamente correcto es todo eso que dice Volkoff: el "todo vale", el cristianismo degradado, el socialismo reinvindicativo, el freudismo antimoral, el economicismo marxista, el igualitarismo como punto de llegada y no de partida, la decadencia del espíritu crítico, lo practican los intelectuales desarraigados, confunde el bien y el mal. Pero todo ello no alcanza para asir su naturaleza, esencia y fundamento. Incluso Volkoff afirma que: es de imposible definición.

Además, está el hecho bruto e incontrovertible de que existen temas y problemas políticos de mucho peso en la historia del mundo que no son tratados por ser políticamente incorrecto hacerlo, por ejemplo: el poder judío en las finanzas internacionales y en los medios masivos de comunicación o el poder de las sectas e iglesias cristianas al servicio del imperialismo. Vemos con estos solos ejemplos como lo políticamente correcto no se limita al decir o al dejar de decir, como sostiene Volkoff.

Además hay temas y muchos, que no son tratados ni mediática ni privadamente por ser políticamente incorrectos: la jerarquía, el disenso, la disciplina, el arraigo, la pertenencia, las virtudes, el deber, el heroísmo, la santidad, la lealtad, la autoridad, etc.

Nosotros sin embargo creemos que lo políticamente correcto se apoya y tiene su fundamento en el denominado pensamiento único. Pensamiento que encuentra su justificación en los poderes que manejan y gobiernan este mundo terrenal y finito que vivimos hoy.

Podemos definir lo políticamente correcto como la forma de hacer y decir la política que se adecua al orden constituido y al statu quo reinante. Es por ello que el simulacro y el disimulo, la amplia calle de la acción y el discurso político contemporáneo, tiene en lo políticamente correcto su mejor instrumento. Hoy la política es entendida y practicada como "un como sí" kantiano. Se piensa y se actúa "como si" se pensara y se actuara de verdad. Es por ello que los gobiernos no resuelven los conflictos sino que, en el mejor de los casos, los administran. Nos tratan de mantener siempre en una pax apparens como agudamente ve Massimo Cacciari, el filósofo y actual intendente de Venecia.

¿Y por qué hablamos de pensamiento único? Porque hay una convergencia de intereses de los distintos poderes que manejan este mundo que necesita ser justificada y su justificación se halla en el pensamiento único, que está constituido por el pensamiento social, política y académicamente aceptado. Esto prueba como lo han demostrado intelectuales "políticamente incorrectos" como Michel Maffesoli, Massimo Cacciari, Danilo Zolo, Alain de Benoist, Günter Maschke, y tantos otros, que existe una "policía del pensamiento" (los Habermas, Eco, Henry-Levy, Gass, Saramago -en nuestro país los Aguinis, Sebrelli, Verbisky, Feinmann, Grondona, etc.) que determina en forma "totalitariamente democrática" quienes son los buenos y quienes los malos. A quien se debe promocionar y a quien denostar o silenciar. Es le totalitarisme doux propre des démocraties occidentales del que nos habla Mafffesoli.

Esta policía del pensamiento es una, como es uno el pensamiento único y como lo es también uno el sistema de intereses de los poderes mundiales, más allá de sus aparentes diferencias ideológicas. Perón a esto lo llamaba sinarquía, que el pensamiento políticamente correcto se encargó de negar y burlarse.

No se puede hablar en profundidad de lo political correctness sin estudiar aquello que constituye la pensée unique tan bien descripta por Alain de Benoist, Ignacio Ramonet o Vitorio Messori. Y no se puede hablar del pensamiento único sin hacer referencia a la unitaria madeja de intereses que sostiene el funcionamiento de los poderes indirectos, en muchos casos más poderosos incluso que los mismos Estado-nación. Todo ello a su vez tiene una fuerza coercitiva que es "la policía del pensamiento" que funciona en forma aceitada hasta en el último pueblito de la tierra.

Esta tenaza poderosa de dinero, poder político y prestigio intelectual es la que presiona sobre la vida de los pueblos para el logro de la homogenización del mundo y las culturas en una sola. Esta tenaza es la expresión acabada de un mecanismo perverso de alienación existencial de las naciones que pueblan la tierra. Y es en vista a la denuncia de este mecanismo perverso, donde se juntan lo políticamente correcto, el pensamiento único, los poderes indirectos y la policía del pensamiento, que buscamos hacer una observación crítica a lo sostenido por Volkoff.

La tarea de desmontaje de lo políticamente correcto es una tarea correspondiente stricto sensu a la metapolítica pues esta disciplina con el estudio de las grandes categorías que condicionan la acción política de los gobiernos de turno es la que nos brinda las mejores condiciones epistemológicas para el conocimiento de aquello que nos hace padecer lo políticamente correcto como vocero del pensamiento único impuesto a su vez por la policía del pensamiento. Lo políticamente correcto al transformar sus propuestas y temas en "el lugar común", puede ser desarmado con el uso de la metapolítica que para Giacomo Marramao "convierte a la divergencia en un concepto de comprensión política".

Con lo cual llegamos finalmente a constatar que para comprender acabadamente la política y lo político estamos obligados a desmantelar el andamiaje de este círculo vicioso conformado por lo políticamente correcto, el pensamiento único, los poderes indirectos y la policía del pensamiento que se retroalimentan entre sí en una totalidad de sentido, que en nuestra opinión produce ese gran sin sentido que caracteriza a la política mundial de nuestro tiempo.

(*) alberto.buela@gmail.com
- - -
(1) La esencial intolerancia del pensamiento politicamente correcto.
Entrevista con Vladimir Volkoff

8 de octubre de 2008

Los "filántropos" y la "izquierda"

¿Verbitsky zurdo y montonero al servicio del comunismo internacional?
otra mirada al CELS y a los "zurdos" de ahora


Derechos humanos promovidos por Inglaterra a través del CELS; derechos humanos y planificación familiar -tal como lo recomendaba Kissinger en el Memorandum 200 - por Human Right Watch, y en ambas instituciones nos encontramos al "neustadt" de los progres: Horacio Vertbisky, luchando contra el fascismo de la mano de la Fundación Ford.

Las ayudas de la Fundación Ford al CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales)
Regalo envenenado

La fundación Ford fue históricamente una cobertura de la CIA, pero en las últimas décadas, al salir a la luz esas relaciones, desarrolló un nuevo método de injerencia.

La Fundación promueve un modelo estadounidense tan hegemónico como el que más, pero con un barniz menos unilateral y agresivo que la diplomacia de los neoconservadores hoy en el poder, tratando de formar a los futuros dirigentes del mundo y garantizar que los que se opongan a esa hegemonía no lleven su retórica más allá de los epítetos de campaña.

Promueve medios alternativos y de izquierda que no son en absoluto complacientes en el tratamiento de la vida política estadounidense. Sin embargo, raramente publican artículos sobre el papel de las fundaciones, ONGs y Agencias financiadas por el departamento de estado de EEUU o algún sucedáneo ni sobre las sospechas de auto-atentado en los hechos del 11 de septiembre de 2001.

Recientemente se difundió que el gobierno venezolano expulsó a los representantes de una ONG con sede en EEUU llamada Human Right Wacht. La razón fue una nueva operación, similar a las que viene montando dos meses antes de cada elección, desde medios opositores. Globovisión fue el vehículo elegido en la ocasión.

"Uno de los propósitos de este informe es que no queremos que el modelo chavista se expanda por América Latina", confesó el expulsado José Miguel Vivanco, director de Human Right Watch, en una entrevista publicada el domingo 21 de septiembre por el diario El Mercurio, de Chile.

Miembros de la Asociación Americana de Juristas, Maximiliano Márquez, Carlos Chacón y Ernesto Amezquita, manifestaron que en la próxima reunión del Congreso de Juristas Latinoamericanos a realizarse en Buenos Aires, llevarán la denuncia acerca de que la organización Human Rigth Wacht es, en realidad, una trasnacional que trafica con los derechos humanos y que funciona como una empresa que es contratada por particulares para elaborar informes sobre derechos humanos en contra de gobiernos latinoamericanos que no están en la línea política de Estados Unidos.

Sobre la expulsión de Human Rigth Wacht el CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), que preside el periodista Horacio Verbitsky, tituló: "Organizaciones de derechos humanos de la región repudiaron la expulsión de miembros de Human Rights Watch de Venezuela".

La Fundación Ford , en su página oficial, declara haber contribuido en los últimos años a la financiación del CELS, señalando que el aporte correspondiente al año 2007 –el ultimo publicado- fue de 300 mil dólares.

La estrategia de la Fundación Ford del "regalo envenenado" a organizaciones de izquierda o progresistas tiende, en definintiva, a facilitar el triunfo del menos radical sobre el que más molesta.

El delegado regional de Human Right Wacht es el mismo Verbitsky, quién no oculta su afinidad con el actual gobierno, pero no ocurre lo mismo respecto de la relación amistosa de éste con el proceso encabezado por Hugo Chavez, a quién llama "el teniente coronel", blasón que en el contexto argentino actual no equivale precisamente a un elogio.

El domingo14 de septiembre, en su columna de Pagina12 publicó:

"Sus diatribas y denuncias (sobre la masacre de Pando) coincidieron en forma exacta con la difusión de las audiencias en Miami en el juicio contra el rico empresario petrolero venezolano Franklin Durán". "Chávez dijo también que había detectado un complot para asesinarlo del que hasta ahora no ha allegado más pruebas que una grabación …. La televisión opositora reprodujo el mismo video y señaló –prosigue Verbitsky- que su fecha impresa decía 2005."

De un solo golpe, ignorando la profusión de pruebas y sólo con la información de una cadena de televisión (otra vez "Globovisión") que conspira abiertamente contra Chavez, desmintió la existencia de un plan de asesinato y legitimó la actuación de tribunales colonizados por las mafias anticastristas de Miami (los mismos que mantienen secuestrados a los cinco antiterroristas cubanos sin que HRW haya tomado nota).

La cadena Globovisión es socia de nuestra conocida SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) otra entidad conducida desde y por EEUU. Lo extraño es que Pagina12 también lo sea. Los colaboradores prestigiosos y honestos de ese diario deberían decir algo al respecto.

-------------------------------

(1) Los datos históricos de la Fundación Ford corresponden a la investigación realizada por la Red Voltarie publicada por la UTPBA (Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires) titulada "La Fundación Ford: fachada filantrópica de la CIA"

Horacio Brignone
Rebelión
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=73932

5 de octubre de 2008

Deuda Eterna

Kissinger/Trilateral
la planificaron


Ellos la impusieron
(Junta militar-Martínez de Hoz)


Alfonsín la aceptó


Menem la legalizó


De la Rúa la "mega-incrementó"


y ellos la pagan


DEUDA EXTERNA = DEUDA ETERNA


4 de octubre de 2008

La "Democracia Líquida"

Otra mirada a la "democracia":

La "Democracia líquida" del imperio global.

Por Walter Moore
Nos preguntamos ¿qué ha sucedido con el sistema político actual, con partidos sin dirigentes ni programas y dirigentes sin partidos ni bases de apoyo?
Sucede que estamos en una nueva etapa de desarrollo de la "Democracia Líquida", planeada por el Imperio Global para sus colonias del siglo 21.
Al terminar la Segunda Guerra Mundial y trasladar la sede central del Imperio Global de Londres a Washington, se necesitaba hacer un cambio estructural en el sistema de explotación colonial.

Este cambio debía presentarse como un aspecto superador de la dominación colonial basada en el sistema aristocrático del imperialismo tradicional, con sus virreyes y gobernadores elegidos en la sede imperial.

El control imperial había pasado desde la aristocrática Londres a la burguesía que integra el complejo militar industrial de Washington (los bancos serían los mismos en ambas sedes). En consecuencia debería encontrarse un sistema de dominación efectivo con la apariencia de la democracia "a la francesa", impulsada desde Londres en el siglo 18 para debilitar a su tradicional enemigo : Francia, logrando que los "revolucionarios" liquidaran en la guillotina a toda su elite intelectual.

Nada más lejos de la democracia de la Revolución Americana, la de Hamilton, que en Europa sería sustituída por la de Adam Smith, el escriba elegido por el Barón de Rotschild para dar sustento teórico a lo que la Iglesia Católica designaría un siglo después como Imperialismo Internacional del Dinero.

La estructura territorial y social de Norteamérica era más fuerte que la de Inglaterra en el largo plazo, así que los dueños del poder sabían que el territorio británico y su población de ese país serían insuficientes para mantener una hegemonía mundial en el largo plazo, por eso todo el siglo 20 se destinó a organizar el "Gran Cambio para que todo siga igual", o sea que un pequeño grrupo de familias casi desconocidas siga manejando los resortes de la dominación en todo el planeta, controlando básicamente a Estados Unidos y a Inglaterra que sigue con poder gracias a su laxa organización del Conmonwealth que le asegura la complicidad de muchos países grandes (1) y pequeños.

Este nuevo poder colonial sería instaurado ya no en nombre del Rey sino en nombre de la Democracia. El Imperialismo finalmente se convirtió en Pentagonismo y las colonias tendrían su forma especial de Democracia, a la cual sus teóricos designaron como Democracia Líquida. Este proceso abarcó todo el siglo 20, y el cambio de mando se organizaó mediante las llamadas Guerras Mundiales, que eliminó a todo régimen imperial clásico. O en otras palabras, las dos guerras parieron el nacimiento de la Licuación de la Democracia, que inclusive se aplicó en los países centrales.

La Democracia Líquida mantiene la ilusión del Poder del Pueblo (Demos = Pueblo y Cracia = Poder), pues a la gente se le permite votar y mantener algunas instituciones que parecen representarlo, tales como el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial, pero el verdadero poder se encuentra en otro lado: en el manejo de la emisión y el control de la circulación de la información y del dinero (que no es más que otra forma de información).

Estos son los lugares sagrados de la dominación, y cuando alguien se atreve a disputarle el mando a las "Sagradas Familias de Banqueros" que manejan el poder mundial a través de su control de las empresas multinacionales y las organizaciones "multilatereales", aparecen los portaaviones para reinstalar el orden, siempre respaldando a algunos traidores internos.

La Democracia Líquida requiere el fraccionamiento sistemático del poder, que se manifiesta en el continuo debilitamiento de los grandes partidos políticos, vaciados de contenido y/o sustituidos por una miríada de pequeños partidos, algunos bullangueros y otros preparados para la traición desde la izquierda y el sabotaje desde la derecha, otros para llenar el vació de ideas con conceptos inasibles o que pueden ser usados para cualquier cosa, tales como "ciudadanía" o "libertad", u otros que aplican en su publicidad términos de la jerga empresarial tales como "eficiencia" y "seguridad".

La licuación de instituciones toma todo el espectro, empezando por las Fuerzas Armadas, siguiendo poe el sistema financiero y bancario y el control total de los medios de difusión, (Incluyendo a las agencias de publicidad y de las investigaciones de mercado), impulsa la corrupción e ineficiencia del Poder Judicial, coloca el manejo de la economía en manos de grandes consultoras internacionales y universidades privadas que proveen los cuadros de conducción y las propuestas para la administración de los países colonizados.

Su expansión va incluyendo a los países "industrializados", que se mantienen todavía con una alta calidad de vida porque su historia les brinda una identidad más difícil de licuar, pero su pasado colonialista les impide liderar los procesos de liberación. Pero ya comenzó el proceso de Licuación de sus Democracias, tal como vemos en Francia.

El Poder del Estado Nacional se licua distribuyendo el control de los recursos naturales entre los más débiles Estados provinciales y los serviicios públicos son puestos en manos de empresas internacionales. El Poder Industrial se va diluyendo, eliminando con maniobras monetarias a las industrias que tienen su poder de decisión en manos de las burguesías o instituciones nacionales, quedando sólo las industrias que pueden utilizar mano de obra esclava prara beneficio de las multinacionales.

Se licúa también la pertenencia a una Nación, erosionando el valor emocional de las fechas y símbolos patrios, conviertiendo a las efemérides en eventos turísticos o los himnos en canciones cuasi comerciales (un ejemplo es la emisión de los himnos nacionales cuando terminan las carreras de Fórmula 1 o al inicio de los partidos de fútbol, mientras casi se han eliminado estos cantos en las escuelas).

La educación también se va licuando, sólamente en algunos pocos centros de elite se permite una formación sólida y consistente. Los bajos presupuestos y sueldos de maestros y profesores, sobre todo de los profesores universitarios, sirven para eliminar todo intento de investigación y desarrollo local. Hoy se estudian en los doctorados locales materias que hace cuarenta años se estudiaban en los primeros años de la universidad.

La licuación de la familia siguió a la licuación del concepto de comunidad, de solidaridad vecinal, de apoyo mutuo, de supresión de cualquier premio al esfuerzo, sustituyendo a los mejores por los traidores. Traidores a la Patria en los estratos del gobierno y de las fuerzas armadas, traidores intelectuales en el sistema educativo, traidores a los movimientos de masas en los sindicatos y partidos políticos, traidores espirituales en las organizaciones religiosas.

Toda esta licuación tiene etapas a sangre y fuego, con revoluciones, asesinatos, desapariciones, golpes de estado y de mercado, robos simples y legales, seguida por etapas "tranquilas", caracterizadas por la degradación del lenguaje cotidiano, música enloquecedora, costumbres decadentes, hipnotismo deportivo y estupidización televisiva. La glorificación del dinero, la banalidad intelectual, la degradación de las costumbres y del lenguaje, la demolición de los recursos naturales, no son sino expresiones sistemáticas del proceso de Licuación de la Democracia.

Las elecciones se han convertido en remates al mejor postor, las declaraciones de Hillary Clinton, diciendo que se necesitan 250 millones de dólares para instalar un candidato a Presidente de los Estados Unidos, no son nada más que la expresión de este éxito de la Democruacia Líquida que elige a sus gerentes, en todos los niveles, desde el irónicamente llamado "Hombre más poderoso del Mundo", hasta el más insignificante gobernador de provincias en una nación colonial.

Sustituir la dominación imperialista de viejo cuño por la dominación mediante la Democracia Líquida ha sido una jugada inteligente: es más difícil oponerse a un poder líquido que a un poder sólido.

La única manera de pensar en la Liberación, en el Proyecto de la Vida para oponerse al Proyecto de la Muerte del Imperialismo del Dinero, es comprender como funcionan los mecanismos de dominación, y comprender el funcionamiento de la Democracia Líquida, es la única manera de dominar este cáncer de la conciencia que ha invadido todas las dimensiones de la Humanidad.

El hombre primitivo sólo sabía caminar, apoyando sus pies en algo sólido, pero hoy sus barcos recorren hasta las profundidades del océano. Nos podemos oponer a la Dominación Líquida como nos opusimos al rigor colonial, sólo debemos comprender como funciona para navegar en ella y dominarla.

La Vida siempres se abre paso después de la Muerte.


(1) Entre éstos se encuentran Canadá, Australia y Nueva Zelandia.

Publicado en Question / Junio 2007