1 de diciembre de 2016

Nos entregaron al enemigo


Carta a los generales, del Suboficial Mayor (R) Juan Armando Giovarruscio (prisionero de guerra).

Todos cómplices

“Nos entregaron al enemigo”, la tremenda carta de un militar a los Generales argentinos
Dic 1, 2016

Escribe: Juan Armando Giovarruscio (*)

Señores
Generales de la Nación Argentina

De mi mayor consideración:

En mi calidad de Suboficial Mayor Retirado del Arma de Infantería, prisionero del estado argentino, detenido ilegítimamente, procesado, con ya casi cuatro años de prisión preventiva, me nace la inquietud de hacerles llegar estas líneas.

Me dirijo a todos los Generales en actividad tras haberlo hecho en su momento y en particular con los señores Jefes de Estado Mayor Gral. César Milani y Luis Cúndom, sin haber obtenido ninguna respuesta. ¿Por qué será así?

Particularmente, a mí se me acusa de haber violado, siendo suboficial – sargento – los derechos humanos hace 38 años. Todo esto… sin absolutamente ninguna prueba.

Al requerir por mi parte quién me acusa y qué pruebas existen en mi contra, el “juez subrogante” (NO JUEZ NATURAL) Eduardo Ariel Puigdéngolas, me manifestó: “A usted no lo acusa ninguna persona, pero usted estuvo en San Rafael” (?), lo cual deja en evidencia tanto la completa falta de imparcialidad como el hecho de que ya tenía una decisión tomada y que era inútil la etapa de instrucción.

Es decir, las “pruebas contundentes” que pesan sobre mí y que me convierten en delincuente son:

  • Haber pertenecido al Ejército y estar destinado entre los años 1976/1980 en la Sección 144 “San Rafael”.
  • Poseer la Aptitud Especial de Inteligencia y Comando.
  • Poseer la Aptitud Especial de Comando.

En virtud de tamañas arbitrariedades, hoy insisto en dirigirme a ustedes dado que me resisto a creer, o mejor dicho no puedo entender, cómo es posible que a 39 años de haber librado un combate contra fuerzas irregulares (entrenadas en el exterior), que tenían como objetivo eliminar un millón de argentinos para instalar el marxismo en el país, hoy seamos prisioneros de aquel enemigo (más de dos mil detenidos y casi 400 muertos en cautiverio); ¿cómo es posible que a esta altura de los acontecimientos y a casi diez años de reiniciarse un plan de venganza denominado “política de Estado”, la conducción de las FF.AA. aún continúen comprando el relato de que cometimos un genocidio y violamos los DD.HH.? Sí… sí… hubo hechos de exceso. Pero ello fue la excepción. La misión sublime de salvar a la sociedad argentina de las garras del totalitarismo se cumplió tal cual lo ordenaron.

Me sorprende la falta de dignidad ante los muertos, heridos y prisioneros que se encuentran abandonados en el ocaso de sus vidas.

Hace casi cuarenta años yo era Sargento, por lo tanto, ustedes bien saben que los suboficiales no tuvimos la mínima posibilidad de planificar, decidir y menos aún ejecutar ninguna acción que no estuviera debidamente ordenada de acuerdo a las leyes y reglamentos militares.

Hoy, luego de varios años de injusto e ilegal presidio, puedo afirmar:

  • El Ejército me entregó para redimir “su culpa”. Para ello facilitó mi legajo a las organizaciones de DD.HH. y al CELS, que preside Horacio Verbitsky.
  • Se viola la Constitución Nacional, principalmente los artículos 18, 27, 75 inc. 22.
  • Se invierte la carga de la prueba. Para lograr detenerme se ha realizado un montaje judicial que pretende hacer creer que somos peligrosos para la sociedad y que por ello el Estado “hace justicia” al apresarnos.
  • Se ha destruido el sistema de derecho al incorporar teorías extrañas al mismo, cargadas de odio, y sólo nos juzgan a nosotros, mientras a los terroristas los distinguen con cargos públicos.
  • Se violan, mediante una interpretación sesgada, los Tratados Internacionales como el Tratado de Roma, el Pacto de San José de Costa Rica, etc.
  • Se juzga con una justicia de doble estándar (por ejemplo, “yo, preso; Milani libre”)
  • No se juzga con el Código de Justicia Militar. Nos cambiaron todas las reglas de juego. Jueces que no son los naturales, tribunales especiales, construcción de la memoria respecto de hechos falsos…

No puedo creer que las FF.AA. continúen indiferentes ante tamaña injusticia, haciendo pagar a los cuadros subalternos una fiesta en la cual no tuvimos la más mínima posibilidad de decidir. No puedo entender cómo la conducción de las FF.AA. permanece impasible ante las violaciones de la Constitución Nacional y Tratados Internacionales. (Es lo que percibo desde el cautiverio). No estoy sugiriendo ningún hecho de violencia, tal como se hacía en otras épocas. Me sorprende la falta de dignidad ante los muertos, heridos y prisioneros que se encuentran abandonados en el campo de batalla, más cuando esos muertos, heridos y prisioneros… están en el ocaso de sus vidas.

No observo un solo gesto de contención, comprensión o solidaridad, ya no con los presos, pero al menos con los familiares, dado que son quienes más sufren.

Por otra parte, aún está la sangre pegada en las paredes y los restos esparcidos por las calles solitarias, los barrios y los cuarteles, allí mismo donde cayeron nuestros camaradas bajo las balas asesinas y traicioneras del terrorismo.

No me voy a detener en describir todas las violaciones e ilegitimidades a las cuales estamos sometidos, dado que ya es público y notorio y está al alcance de todo aquel que se interese.

“Ni siquiera se acercaron a nuestras familias para ver si necesitaban algo”

Quiero expresarles, además, porque es probable que aún no lo hayan percibido, que los más de 2000 prisioneros (sin olvidar los casi 400 muertos) permanecemos moralmente enteros.

El Estado “enemigo” argentino no ha podido quebrar nuestra voluntad y, tal cual nos entregamos en el pasado, hoy estamos dispuestos a morir de pie. Es probable que cada muerte nuestra signifique en el futuro cientos de luchadores que pelearán en todos los frentes para revertir la injusticia que hoy se comete con nosotros.

Señores Generales, es preciso que comprendan que hoy lo que está en peligro no es MI libertad sino LA LIBERTAD DE TODA LA SOCIEDAD ARGENTINA. Mañana irán por otros oponentes que “el modelo” creará.

Esta indiferencia por parte de ustedes, los Generales, se recibe y percibe no de otro modo que como TRAICIÓN Y DESPRECIO. Hemos sido entregados al enemigo, dejados dispersos en el campo de batalla, heridos, viejos, enfermos, indefensos y desprotegidos, despojados de todos nuestros derechos (hasta de ser atendidos en un hospital militar). Somos la carne de cañón ofrecida por la institución para redimir un pasado del cual no tuvimos la mínima o nula posibilidad de decisión.

Esta indiferencia por parte de ustedes, los Generales, se recibe y percibe no de otro modo que como TRAICIÓN Y DESPRECIO

Hoy somos discriminados, ignorados y estigmatizados hasta por nuestros pares. No existe un solo gesto de humanidad ni para con nuestros seres queridos, que son los que más sufren. De parte de ustedes, los Generales, nuestras familias no han recibido el más mínimo gesto, ni siquiera una sola visita a sus domicilios para ver cómo están, qué necesitan, o para llevarles alguna palabra de aliento a esas personas que ayudaron a sus hijos o a sus nietos a recorrer la vida militar durante más de treinta años.

Si hoy me tocara partir de este mundo, lo haría mirando al Cielo, de pie y bien firme, para que se vea la bayoneta traicionera del EJÉRCITO ARGENTINO clavada en mi espalda, que traspasa hasta el pecho y atraviesa mi corazón.

Le entregué lo mejor de mí al EJÉRCITO Y A LA PATRIA. Treinta y tres años de vida. Yo, hoy, no necesito probar mi inocencia; SOY inocente.

Sin otro particular, y con el mayor de los respetos y consideración, saludo a los señores Generales del Ejército Argentino.

(*) Preso Político Argentino – Penal de San Felipe, Mendoza.

Ver más:  Carta al “traidor” General Balza: “Sabías lo que pasaba, y no dijiste nada” (Por Juan Giovarruscio).

Fuente: davidrey

23 de noviembre de 2016

El poder del sistema



¿Por qué el régimen de dominación neoliberal es tan estable? ¿Por qué hay tan poca resistencia? ¿Por qué toda resistencia se desvanece tan rápido? ¿Por qué ya no es posible la revolución a pesar del creciente abismo entre ricos y pobres?



¿Por qué el neoliberalismo impide la revolución? 

BYUNG-CHUL HAN
13-10-2016

Cuando hace un año debatí con Antonio Negri en el Berliner Schaubühne, tuvo lugar un enfrentamiento entre dos críticas del capitalismo. Negri estaba entusiasmado con la idea de la resistencia global al empire, al sistema de dominación neoliberal. Se presentó como revolucionario comunista y se denominaba a sí mismo profesor escéptico. Con énfasis conjuraba a la multitud, la masa interconectada de protesta y revolución, a la que confiaba la tarea de derrocar al empire.La posición del comunista revolucionario me pareció muy ingenua y alejada de la realidad. Por ello intenté explicarle a Negri por qué las revoluciones ya no son posibles.

¿Por qué el régimen de dominación neoliberal es tan estable? ¿Por qué hay tan poca resistencia? ¿Por qué toda resistencia se desvanece tan rápido? ¿Por qué ya no es posible la revolución a pesar del creciente abismo entre ricos y pobres? Para explicar esto es necesario una comprensión adecuada de cómo funcionan hoy el poder y la dominación.

Quien pretenda establecer un sistema de dominación debe eliminar resistencias. Esto es cierto también para el sistema de dominación neoliberal. La instauración de un nuevo sistema requiere un poder que se impone con frecuencia a través de la violencia. Pero este poder no es idéntico al que estabiliza el sistema por dentro. Es sabido que Margaret Thatcher trataba a los sindicatos como “el enemigo interior” y les combatía de forma agresiva. La intervención violenta para imponer la agenda neoliberal no tiene nada que ver con el poder estabilizador del sistema.

El poder estabilizador de la sociedad disciplinaria e industrial era represivo. Los propietarios de las fábricas explotaban de forma brutal a los trabajadores industriales, lo que daba lugar a protestas y resistencias. En ese sistema represivo son visibles tanto la opresión como los opresores. Hay un oponente concreto, un enemigo visible frente al que tiene sentido la resistencia.

El poder estabilizador del sistema ya no es represor, 
sino seductor, es decir, cautivador.

El sistema de dominación neoliberal está estructurado de una forma totalmente distinta. El poder estabilizador del sistema ya no es represor, sino seductor, es decir, cautivador. Ya no es tan visible como en el régimen disciplinario. No hay un oponente, un enemigo que oprime la libertad ante el que fuera posible la resistencia. El neoliberalismo convierte al trabajador oprimido en empresario, en empleador de sí mismo. Hoy cada uno es un trabajador que se explota a sí mismo en su propia empresa. Cada uno es amo y esclavo en una persona. También la lucha de clases se convierte en una lucha interna consigo mismo: el que fracasa se culpa a sí mismo y se avergüenza. Uno se cuestiona a sí mismo, no a la sociedad.

Es ineficiente el poder disciplinario que con gran esfuerzo encorseta a los hombres de forma violenta con sus preceptos y prohibiciones. Es esencialmente más eficiente la técnica de poder que se preocupa de que los hombres por sí mismos se sometan al entramado de dominación. Su particular eficiencia reside en que no funciona a través de la prohibición y la sustracción, sino a través del deleite y la realización. En lugar de generar hombres obedientes, pretende hacerlos dependientes. Esta lógica de la eficiencia es válida también para la vigilancia. En los años ochenta, se protestó de forma muy enérgica contra el censo demográfico. Incluso los estudiantes salieron a la calle. Desde la perspectiva actual, los datos necesarios como oficio, diploma escolar o distancia del puesto de trabajo suenan ridículos. Era una época en la que se creía tener enfrente al Estado como instancia de dominación que arrebataba información a los ciudadanos en contra de su voluntad. Hace tiempo que esta época quedó atrás. Hoy nos desnudamos de forma voluntaria. Es precisamente este sentimiento de libertad el que hace imposible cualquier protesta. La libre iluminación y el libre desnudamiento propios siguen la misma lógica de la eficiencia que la libre autoexplotación. ¿Contra qué protestar? ¿Contra uno mismo?

El sujeto sometido no es ni siquiera 
consciente de su sometimiento. Se cree libre.

Es importante distinguir entre el poder que impone y el que estabiliza. El poder estabilizador adquiere hoy una forma amable, smart, y así se hace invisible e inatacable. El sujeto sometido no es ni siquiera consciente de su sometimiento. Se cree libre. Esta técnica de dominación neutraliza la resistencia de una forma muy efectiva. La dominación que somete y ataca la libertad no es estable. Por ello el régimen neoliberal es tan estable, se inmuniza contra toda resistencia porque hace uso de la libertad, en lugar de someterla. La opresión de la libertad genera de inmediato resistencia. En cambio, no sucede así con la explotación con la libertad. Después de la crisis asiática, Corea del Sur estaba paralizada. Entonces llegó el FMI y concedió crédito a los coreanos. Para ello, el Gobierno tuvo que imponer la agenda liberal con violencia contra las protestas. Hoy apenas hay resistencia en Corea del Sur. Al contrario, predomina un gran conformismo y consenso con depresiones y síndrome de Burnout. Hoy Corea del Sur tiene la tasa de suicidio más alta del mundo. Uno emplea violencia contra sí mismo, en lugar de querer cambiar la sociedad. La agresión hacia el exterior que tendría como resultado una revolución cede ante la autoagresión.

Hoy no hay ninguna multitud cooperante, interconectada, 
capaz de convertirse en una masa protestante y revolucionaria global

Hoy no hay ninguna multitud cooperante, interconectada, capaz de convertirse en una masa protestante y revolucionaria global. Por el contrario, la soledad del autoempleado aislado, separado, constituye el modo de producción presente. Antes, los empresarios competían entre sí. Sin embargo, dentro de la empresa era posible una solidaridad. Hoy compiten todos contra todos, también dentro de la empresa. La competencia total conlleva un enorme aumento de la productividad, pero destruye la solidaridad y el sentido de comunidad. No se forma una masa revolucionaria con individuos agotados, depresivos, aislados.

No es posible explicar el neoliberalismo de un modo marxista. En el neoliberalismo no tiene lugar ni siquiera la “enajenación” respecto del trabajo. Hoy nos volcamos con euforia en el trabajo hasta el síndrome de Burnout [fatiga crónica, ineficacia]. El primer nivel del síndrome es la euforia. Síndrome de Burnout y revolución se excluyen mutuamente. Así, es un error pensar que la multitud derroca al empire parasitario e instaura la sociedad comunista.

¿Y qué pasa hoy con el comunismo? Constantemente se evocan el sharing (compartir) y la comunidad. La economía del sharing ha de suceder a la economía de la propiedad y la posesión. Sharing is caring, [compartir es cuidar], dice la máxima de la empresa Circler en la nueva novela de Dave Eggers, The Circle. Los adoquines que conforman el camino hacia la central de la empresa Circler contienen máximas como “buscad la comunidad” o “involucraos”. Cuidar es matar, debería decir la máxima de Circler. Es un error pensar que la economía del compartir, como afirma Jeremy Rifkin en su libro más reciente La sociedad del coste marginal nulo, anuncia el fin del capitalismo, una sociedad global, con orientación comunitaria, en la que compartir tiene más valor que poseer. Todo lo contrario: la economía del compartir conduce en última instancia a la comercialización total de la vida.

El cambio, celebrado por Rifkin, que va de la posesión al “acceso” no nos libera del capitalismo. Quien no posee dinero, tampoco tiene acceso al sharing.También en la época del acceso seguimos viviendo en el Bannoptikum, un dispositivo de exclusión, en el que los que no tienen dinero quedan excluidos. Airbnb, el mercado comunitario que convierte cada casa en hotel, rentabiliza incluso la hospitalidad. La ideología de la comunidad o de lo común realizado en colaboración lleva a la capitalización total de la comunidad. Ya no es posible la amabilidad desinteresada. En una sociedad de recíproca valoración también se comercializa la amabilidad. Uno se hace amable para recibir mejores valoraciones. También en la economía basada en la colaboración predomina la dura lógica del capitalismo. De forma paradójica, en este bello “compartir” nadie da nada voluntariamente. El capitalismo llega a su plenitud en el momento en que el comunismo se vende como mercancía. El comunismo como mercancía: esto es el fin de la revolución.

© El País



17 de noviembre de 2016

La "democracia" sueca


La dictadura sueca: laboratorio del Nuevo Orden Mundial

Chema Martínez/Reproducido*.- 

Si a una persona al azar le preguntas por un país modelo a seguir, existen grandes posibilidades de que responda Suecia. Un país próspero, democrático, incorrupto, con un generoso Estado del Bienestar y al que poco le falta para tener las nubes hechas de azúcar, la nieve de nata y los árboles de caramelo, regados por ríos de chocolate en el que todos bailan cogidos de la mano al más puro estilo del Mundo de la Piruleta simpsoniano. En definitiva una especie de paraíso en la Tierra al que todos los partidos políticos oficialistas españoles, desde el PP hasta Podemos, dicen tener como fuente de inspiración. Porque al fin y al cabo eso es lo que siempre se ha dicho de Suecia ¿no?

2014 - Suburbios de Estocolomo
En cambio, si a esa misma persona le preguntas en qué país gobierna el mismo partido casi ininterrumpidamente desde 1932, o en cual puedes ser multado, perder tu trabajo o que un señor se presente con un bate de béisbol en la puerta de tu casa por un dar tu opinión anónimamente en internet, ser detenido por la policía por estar demasiado fuerte o en donde el gobierno te dice hasta como tienes que mear o sentarte en el metro, además de estar en vías de acabar con el dinero en metálico y tener una de las tasas más altas de violaciones del mundo y zonas a las que ni la policía se atreve a entrar… lo dudará más ¿Corea del Norte, quizás? ¿Cuba, Arabia Saudí, Afganistán, el Estado islámico? Todas respuestas erróneas, y puedes apostar dinero a que nunca acertará.

¿Cuál es entonces? El mismísimo Estado que todos siguen, como la Roma imperial o la República de Platón de nuestros días, exacto: el Reino de Suecia, que como vamos a ver lejos de ser la Arcadia Feliz es un Estado totalitario que combina lo peor de Orwell y Huxley.

Folkhemmet, el Partido

Suecia no tiene un régimen pluripartidista, ni siquiera bipartidista. El partido que desde 1932 ha estado en el poder la mayor parte del tiempo desde entonces es el Partido Social Demócrata, que tiene como punto ideológico central el convertir Suecia en una casa para el pueblo, o en sueco, folkhemmet. Esta ideología paternalista, también conocida como modelo sueco y basada en un Estado todopoderoso respetando la iniciativa privada que suena tan bien, se consideraba una tercera vía al capitalismo y al comunismo, exactamente igual que el fascismo o el nacional socialismo (algo que sin duda no va a sonar tan bien a todos los progres que la tienen como modelo a imitar en sus países) aunque mucho menos autoritario, ya que usaba su omnipresencia de forma más cautelosa y respetando las libertades. Recordemos que pese a lo que se suele contar, las ideologías de Entreguerras erróneamente englobadas bajo la etiqueta de “fascismo” diferían enormemente de un lugar a otro.

Con la llegada de los nuevos vientos marxista culturales, la ideología cambió ligeramente. El folkhemmet pasó de ser casa para los suecos, a ser casa para todo el (tercer) mundo menos los suecos, algo en lo que nos extenderemos más adelante.

la "casa para todo el mundo"

Confiscación y paguitas para todos

Este Estado del Bienestar como todos sabemos se basa en una gran cantidad de subvenciones, que a pesar de haber sido recortadas en los 90 son tan fácil y generosamente repartidas que si a eso le unimos el que los sueldos son muy similares independientemente de tu trabajo, desincentiva el trabajar y hace que mucha gente se invente o exagere algún problema físico para vivir del subsidio, o dicho de otra forma, del trabajo de los demás (mención aparte son los cientos de miles de “refugiados”, de los que hablaremos más adelante). ¿Para qué trabajar, si cobrando una paguita se gana prácticamente lo mismo? Esto puede resultar muy atractivo para los más ignorantes de como funciona la economía, pero la cruda realidad es que como consecuencia de esto, tanto los ingresos como el poder adquisitivo han ido cayendo desde entonces.

¿Y cómo se puede financiar todo esto? En el imaginario progresista, se trata de un Estado que mediante una política de altos impuestos a los ricos y grandes empresas, redistribuye la riqueza entre resto de la población. Error una vez más. Ni el modelo sueco es redistributivo, ni se tasa en exceso a las grandes fortunas y empresas. Mientras las pequeñas empresas están tasadas de forma brutal, las grandes están sujetas a impuestos más bajos que los de la mayoría de países desarrollados. El gobierno, con las pocas grandes empresas monopolistas, regula hasta el punto de que las empresas más pequeñas no pueden mantenerse y cumplir con los dacronianos requisitos de licencias, inspecciones, aprobaciones y altos impuestos.

El Estado sueco está diseñado para ser financiado mediante impuestos extremos al individuo, y la razón es simple: las grandes empresas son la gallina de los huevos de oro a la que no quieren agotar mediante una tasación abusiva (necesitan que haya trabajadores para que paguen impuestos), pero tasando al ciudadano sirve como forma de control. Pongamos que si ganas 150, en impuestos te quitan 100. El Estado puede decir que esos 50 se te devolverán en forma de educación para tus hijos, en sanidad y cosas así. Si decides gastarlo en otras cosas, no se te devolverá el dinero. No trata de redistribuir la riqueza, sino de confiscártela y devolverte una pequeña parte en la forma que escoja la élite política.¿Verdad que ya no suena tan bien? Lejos de ser una política redistributiva para ayudar al que lo necesite, la realidad está más cercana a una política totalitaria de manipular al ciudadano para que gaste en lo que gobierno dicte.

El fin del dinero en metálico

Una de las cruzadas del tiránico Estado sueco es contra el dinero en metálico, sustituirlo por las transacciones electrónicas (por mensaje de texto, tarjetas, etc) para así “reducir los robos”. Los objetivos reales son, en realidad, mucho más macabros. El uso de dinero en metálico es anónimo, no deja rastros de las transacciones económicas, permite un mercado fuera del control estatal y no está en los circuitos bancarios, algo intolerable para el intervencionista Estado sueco, que no conforme con confiscarte gran parte de tu sueldo para gastárselo en lo que decida, también quiere controlar hasta la más mínima transacción. Esto significa que cosas como las donaciones anónimas dejarían de ser anónimas, algo denunciado por Banhof, el primer proveedor de internet sueco. También significaría que algún día se te pudiese dejar en la ruina absoluta con un solo click, al ser todos tus ahorros simples bits electrónicos.



El dinero en metálico se puede decir que ya está en vías de extinción. En el transporte público no se admiten monedas ni billetes, cada vez hay más tiendas donde tampoco se admiten y algunas sucursales bancarias ya no tratan con efectivo. Como dijo el director del Banco Central, el metálico sobrevivirá “como el cocodrilo, aunque va a ver su hábitat progresivamente reducido”. Un caso más del férreo control económico que ejerce la tan admirada Suecia.

Discriminación contra el hombre

Suecia se suele poner como el ejemplo último y más perfecto de igualdad entre sexos, algo que como vamos a ver, es otra falsedad. En este paraíso igualitario los hombres son ciudadanos de segunda por ley.

Su Derecho de familia es un caso fragrante de discriminación anti-hombre, encontrando cosas como que las víctimas de violencia doméstica recibirán prioridad en las ayudas y cobijo si son mujeres, que si una mujer tiene un hijo se convierte en madre y recibe la custodia por defecto mientras que su marido solo se convierte en padre y recibe la custodia si ésta lo aprueba, o que si una sueca tiene un hijo en el extranjero será sueco por defecto mientras que si se trata de un sueco solo será reconocido como tal si está casado. ¿Algún ejemplo práctico de esto? Pongamos que eres padre, pero la madre de tu hijo no aprueba tu paternidad, si se te ocurre llamar a tu hijo podrías enfrentarte a 6 años de cárcel , ya que esto en términos jurídicos se consideraría una violación de la “tranquilidad” de la mujer, los mismos años de condena con los que recientemente un tribunal condenó a un inmigrante que violó a una sueca sobre cristales rotos. Podría extenderme más, pero creo que ya ha quedado claro.

Si miramos los indicadores sociales, tampoco encontramos esa cacareada igualdad. El 80% de gente sin hogar son hombres, los hombres son dos veces y media más proclives a suicidarse y 400.000 niños y niñas (en una población de 9.5 millones de habitantes) nunca o casi nunca ven a su padre, algo propio de una sociedad enferma, rota y en decadencia.

La prostitución está prohibida y penada para los suecos no solo dentro de Suecia sino en cualquier país al que vayan, aunque solo para el hombre y la prostituta si es pillada no le pasa nada. Para perseguir este delito sin víctimas existen unas brigadas policiales especiales, que como si de la policía moral del Golfo arábigo se tratase, patrullan las calles.

Cartel en algunos baños públicos de Suecia
sugiriendo a los hombres orinar sentados
Una región de Suecia estudia obligar a los hombres a orinar sentados en los lavabos públicos. El Consejo General de Sörmland, provincia cercana a la ciudad de Estocolmo, la capital del país, tiene ahora un año para decidir si apoya la iniciativa presentada por Viggo Hansen, del Partido de la Izquierda de Suecia.

Según este dirigente, orinar sentado ayuda a reducir los problemas de próstata y también “contribuye a una vida sexual mejor y más larga”.

Desde la oposición al partido de Hansen se ha señalado que será particularmente difícil vigilar la aplicación de esta nueva normativa si se acaba aprobando.

Los maestros de las guarderías suecas ya alientan a los niños pequeños a sentarse para orinar, entre otras cosas porque consideran que es más higiénico que hacerlo de pie.

El Gran Hermano te escucha

En 2012, se aprobó una ley por la que todos los teléfonos y operadores de internet están obligados a estar conectados al gran cable del superordenador del Estado, donde el Estado tiene la capacidad de registrar y guardar todo lo dicho en conversaciones telefónicas, buscado o escrito en internet. Primero se escanearán llamadas telefónicas y correos electrónicos, y todo lo “considerado interesante” según una base de datos con 250.000 criterios de búsqueda, se guardarán para ser investigados y compartidos con EEUU, país que ha colaborado en la instauración de esta legislación.

Esta ley se conoce popularmente como Ley FRA, ya que no es un tribunal quien maneja esto, sino los servicios de inteligencia suecos dependientes del Ministerio de Defensa, los Försvarets Radioanstalt (FRA). Esto significa que el gobierno y sus agencias, sin ninguna orden o control judicial, pinchan y registran las conversaciones de los ciudadanos.

A muchos lo primero que les vendrá a la cabeza es la Stasi, la temible policía de Alemania oriental, y la película de La vida de los otros, pero se equivocan porque la Stasi solo tenía capacidad para pinchar las conversaciones a un pequeño sector de la población. No existe el derecho a la vida privada en Suecia.

Si tienes un cuerpo rocoso y vives en Suecia, mejor que te escondas. Si tienes más testosterona que un hipster podemita, también. La policía sueca ha estado arrestando a gente con musculatura notable por si pueden estar tomando esteroides. En la ciudad de Malmo, la policía paró a un hombre por su notable musculatura y le interrogó por el uso de esteroides. En otro caso, un culturista estaba comiendo en un restaurante mientras le esperaba un policía de paisano escondido en el baño, y tan pronto como comenzó a orinar, el policía colocó un frasco de debajo de la caseta del baño y lo envió inmediatamente a un laboratorio, que dictaminó que tenía unos niveles más altos de testosterona que el hombre sueco medio, por lo que fue detenido, sus bienes embargados y enviado a prisión de forma preventiva a pesar de que no tenían más pruebas.

Así de absurdamente totalitario es, pero es un buen ejemplo para ver hasta este punto llega el control social en el paraíso de los progresistas.

Genocidio contra la propia población

Hasta 1975, Suecia llevaba a cabo programas de esterilización forzosa contra minorías étnicas como gitanos y lapones, que hoy hubieran sido considerados actos de genocidio si nos atenemos a su definición de delito de la Corte Penal Internacional:

Medidas destinadas a impedir nacimientos en el seno del grupo;

Pero el genocidio lejos de parar, continúa aunque por otros medios y dirigido contra otro sector de la población: los suecos étnicos.



¿Cómo? Mediante el reemplazo étnico, un proceso por el cual se trata de acabar con un grupo étnico implantando un gran número de población foránea que acabe asimilando o convirtiendo en minoría la población local, y que se considera genocidio por la Corte Penal Internacional ya que se trata de un sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial.

Esto es usado por China para acabar con los tibetanos, trayendo gran cantidad de chinos han y fomentando el mestizaje con ellos para minorizar y asimilar a la conflictiva población del Tibet, y ha sido denunciado por asociaciones de Derechos Humanos, el Washington Post o incluso el Dalai Lama, a pesar de que en 50 años la población han en el Tibet no pasa del 7%. Lo mismo se hace contra la etnia uigur.

¿Y en Suecia? Este país tiene un millón de población foránea sobre una población total de 9,5 millones, la mayoría solicitantes de asilo de África y Oriente Medio. Su presencia no está motivada para cubrir puestos de trabajo, ya que solo una pequeña de ellos trabaja mientras que el resto vive de subsidios, y de hecho su presencia le cuesta dinero al Estado. Suecia, a pesar de que nunca tuvo colonias ni está envuelto en guerra alguna, es el país del mundo que más refugiados por habitante acoge, y aunque se alegue la solidaridad como bandera, la realidad es que de seguir esta tendencia, los suecos van a ser solo el 65% de la población en apenas 5 años (actualmente son el 80%) al llegar un millón más de extranjeros. En el 2014, Suecia dejó entrar a 80.000 extranjeros más procedentes del Tercer Mundo, o sea que en un año va a entrar casi el 1% de la población total sueca (el equivalente a que en España entrase medio millón de inmigrantes en un año). Si se deja entrar a este número de inmigrantes cada año durante los siguientes ocho, se alcanzaría la cifra de 640.000. Y teniendo en cuenta que a cada uno de estos refugiados le siguen entre dos y tres familiares, estaríamos hablando de más de dos millones de inmigrantes en apenas ocho años. Para entonces, el país que se jacta de ser superpotencia humanitaria será un Estado fallido, más parecido a Somalia o a Irak que a cualquier otro país europeo. Algunos políticos no contentos con esto quieren acelerar la sustitución étnica y dicen estar trabajando para traer a ¡31 millones de extranjeros! ¿Es solidaridad o genocidio el convertir en minoría étnica a tu propio país? Dejo que el lector saque su propia conclusión.

El gobierno también financia campañas publicitarias y educativas promoviendo el mestizaje, algo idéntico a lo que hace el gobierno chino con uigures y tibetanos y calificado como “genocidio cultural” por el Dalai Lama en su discurso en el Parlamento Británico.

Suecia tiene la reputación de ser la típica balsa de aceite nórdica, donde la delincuencia es irrisoria, y si bien esto fue cierto en su día, desde la llegada de inmigración masiva ya no lo es más. Algo que no debería de sorprender, ya que si traes en masa a tu país a gente de otras sociedades, lo que tienes es una representación a pequeña escala de dicha sociedad.

La policía ha presentado un informe donde se detalla la existencia de 55 áreas “no-go”, lo que significa zonas controladas por bandas formadas por musulmanes a las que ni los servicios de correos, ambulancias, recogida de la basura ni siquiera la policía pueden entrar sin protección militar. Aquí la autoridad y la administración de justicia la ejercen las propias bandas, que tienen incluso sus propios puntos de control. Estas zonas “no-go” coinciden con el mapa de las 168 llamadas “áreas de exclusión”, formadas mayoritariamente por población musulmana, donde la educación es baja, el paro es alto (ya que la mayoría prefiere vivir de subsidios) y la única actividad económica es el narcotráfico. En 2013, los habitantes de estas barriadas (llamados eufemísticamente “jóvenes” por los medios) comenzaron una campaña de disturbios y quema de coches sin que la policía se atreviese a hacer nada más que enviar a “agentes sociales” a hacerles ver que su comportamiento estaba mal.

Otra de las consecuencias de esta tercermundialización de Suecia es la epidemia de violaciones, la mayoría perpetradas por solicitantes de asilo de países islámicos. En los primeros meses de 2013, más de 1000 suecas fueron violadas por inmigrantes musulmanes solamente en la ciudad de Estocolmo. Más de 300 de ellas eran menores de 15 años, y el número de violaciones aumentó un 16% respecto al año anterior. En total, Suecia tiene el segundo ratio de violaciones más alto del mundo (53.2 por cada 100.000 habitantes), solo superada por Sudáfrica.



Antes de la invasión masiva ya había violaciones, pero no tantas como ahora. Además de aumentar en números, también ha aumentado en brutalidad, a veces con torturas incluidas. Las violaciones en grupo solían ser extremadamente raras pero, lamentablemente, ya no es el caso. El número de violaciones a menores y niños también ha mostrado un aumento impactante, incluso la violaciones a hombres. Cifras más propias de un país africano en guerra que de uno considerado modelo a seguir. De hecho, un informe de 2006 detalla cómo ser una niña sueca o mujer joven cada vez más significa sentirse insegura en su propio país, y que tienen que planear como volver a casa por la noche, cómo defenderse o saber cómo llegar corriendo por el camino más rápido a casa en caso de necesidad.

“No es tan malo violar a una chica sueca como violar a una niña árabe”, dice Hamid, en una entrevista sobre una violación en grupo que involucraba a varios inmigrantes. “La chica sueca recibe una gran cantidad de ayuda después, y probablemente ya había sido follada antes, de todos modos. Pero la chica árabe tendrá problemas con su familia. Para ella, ser violada es una deshonra”.

Censura y adoctrinamiento

Llegados a este punto, el lector se preguntará cómo el pueblo puede aguantar todo esto sin rebelarse. La clave está en un adoctrinamiento feroz desde la infancia sumado a una censura implacable, con unos métodos que alcanzan una eficacia mayor a la de países unánimamente considerados totalitarios.

Empezaremos hablando de la EXPO. Se trata de una Inquisición moderna que entre otras funciones se dedica a registrar no solo a organizaciones sino también individuos que por sus opiniones ellos consideren “racistas”, “antisemitas” o “antidemocráticos” y se congratula de tener la mayor base de datos de “ultraderechistas y antidemocráticos”. Este archivo está abierto a investigadores, periodistas y a la policía, pese a que la constitución sueca prohíbe registrar opiniones sin consentimiento, algo que el Estado se pasa por los huevos al permitir a esta subvencionada organización hacerlo impunemente, y comparte su información con organizaciones y ONG’s parecidas de otros países. Dicho de otra forma, si te oyen oponerte a la inmigración y al multiculturalismo de Estado, te fichan como “nazi” y te añaden con nombres y apellidos a una lista. Como decía un periodista ya en 1997:A falta de otra ocupación, se ha convertido en un deporte entre los empleados de la Expo localizar e identificar a las personas que en algún momento de su vida han mostrado simpatía por algún movimiento de derecha, o que tengan un acusado de nazi entre sus familiares. A veces parece que es suficiente tener un ex colega que era primo de un nydemokrat (miembro del partido Nueva Democracia sueco, considerado de ultraderecha) para terminar en la lista negra de la Expo (que parece producida en colaboración con el SAPO -servicios de inteligencia suecos-) “.

En el pasado, muchos vivían con el temor de ser mencionados en Justitia debido a un mal negocio. Hoy el temor de muchos es ser identificados como extremistas en el Tribunal Popular de la Expo.

Esta organización fue fundada por el famoso escritor Stieg Larsson y el televisivo Robert Aschberg, cuyo abuelo Olof Aschberg fue un banquero judío que financió a los bolcheviques en 1917, quienes como agradecimiento le nombraron director del banco internacional soviético Ruskombank. Este alopécico progre caviar, maoísta en su juventud, lanzó un nuevo programa de televisión llamado Troll Hunters, donde él personalmente visita en su casa a suecos que escriben en internet contra la inmigración. “Cuando Aschberg los encuentra deben ponerse frente a él para explicarle por qué se comportan como lo hacen y rendir cuentas”,”El tiempo en que eráis libres de difundir el odio ha pasado. La caza ha comenzado”, dice. En cualquier país normal no puedes ir al domicilio de alguien que no te guste encima armado con un bate, y montarle una manifestación delante de su residencia privada, pero como ya quedado claro, Suecia dista mucho de ser un país normal.

Pero la Expo no es ni mucho menos la única entidad que actúa de esa forma. Uno de los periódicos más leídos de Suecia, el Expressen, contrató a hackers para entrar en el servicio de comentarios Disqus y acceder a los emails e identidades de los que se habían quejado anónimamente de la inmigración. El periódico envió a un reportero y un cámara a interrogarles sobre lo que habían escrito en diferentes páginas, y publicó sus nombres y fotografías, lo que hizo que al menos uno de ellos perdiese su trabajo. Sin embargo, cuando se trata de noticias en las que están envueltos inmigrantes, nunca publican su nacionalidad ni fotos, para no dañar así la imagen de la inmigración. Como resultado de eso, han proliferado medios disidentes online donde no se censura ni se omiten detalles del origen étnico, que reciben más comentarios que los medios oficialistas.

En Suecia nadie puede saber que tu postura es contraria a la inmigración, porque como ya hemos visto es muy probable que incluso te despidan del trabajo. Ha habido muchos casos de gente que ha tenido que marcharse del país, hacia Dinamarca u otros cercanos, porque no podían más con situación, la presión es muy grande y estás señalado como en cualquier dictadura bananera. Incluso una periodista somalí, que denunciaba el comportamiento de sus compatriotas en Suecia, dijo que había más libertad de expresión en su país que en Suecia , donde se la silenciaba por decir la verdad. Cualquier crítica a la inmigración es solventada con una acusación de racista o nazi.

El artista callejero Dan Park fue condenado a 6 meses de prisión y 60.000 dólares de multa y gran parte de su galería de arte, satírica y crítica con el correctismo político, fue confiscada y quemada por considerarse “denigración de un folkgrupp” (”folkgrupp” es una palabra sueca para sectores de la población con protección especial, como musulmanes, gitanos, homosexuales y mujeres). Con el objetivo de tenerle encerrado, el fiscal trató que se le hiciese un examen psiquiátrico para declararle demente, exactamente el procedimiento que usaba la URSS para encarcelar a disidentes. Recientemente en Año Nuevo de 2015, estando en Dinamarca para la exhibición de las obras censuradas en Suecia, fue golpeado por un grupo de antifascistas mientras le llamaban nazi.

Y en 2014, la censura fue más allá al aprobarse una ley que penaba las críticas a la inmigración, al colectivo LGTB y a las autoridades en internet.

Hacia la dictadura de iure

El reciente “acuerdo de diciembre” puede ser descrito como un golpe de Estado blando, y ha allanado el camino para la destrucción de Suecia. Seis de los ocho partidos del parlamento han decidido excluir del proceso parlamentario al único partido que se opone a la inmigración masiva. Con esto se podría decir que se da lugar a una nueva fase, que podría ser descrita como de dictadura de consenso, en la que todos los partidos de masas han formado un frente común contra los Demócratas Suecos que se prolongará al menos hasta 2022.En los ocho años siguientes, este gobierno tendrá poderes dictatoriales. Tienen garantizado así el que sus propuestas de presupuestos anuales, cimientos de cualquier otra política, sean siempre aprobados. En ellos se incluyen los cerca de 14.000 millones de dólares que cuesta mantener la inmigración extraeuropea, un coste extremo para un país de apenas 10 millones de habitantes y que a corto plazo será insostenible.

*Libertario

Fuente: Alertadigital -  16-11-2016

16 de noviembre de 2016

Soros y sus soritos


La "Revolución de color" llegó a EE.UU.

EEUU: LA MANO DE SOROS DETRÁS DE LAS MOVILIZACIONES ANTI TRUMP

Lunes, 14 Noviembre, 2016

Diversas informaciones parecen relacionar de nuevo al magnate George Soros y sus redes en la organización de protestas, disturbios y altercados, esta vez en los Estados Unidos, impulsando las protestas contra la reciente elección de Donald Trump como nuevo presidente del país.

Según se informa, todo indica que el globalista financiero está utilizando uno de sus terminales, la organización MoveOn.org, en las protestas estadounidenses. Dicha organización publicó el siguiente comunicado de prensa tras las eleciones:

"Los estadounidenses se reúnen en centenares de encuentros pacíficos de solidaridad, resistencia y resolución después de los resultados electorales. Cientos de estadounidenses, decenas de organizaciones se reunieron pacíficamente fuera de la Casa Blanca y en ciudades y pueblos de todo el país para tomar una postura continua contra la misoginia, el racismo, la islamofobia y la xenofobia.

Esta noche, miles de estadounidenses se reunirán en cientos de reuniones pacíficas en ciudades y pueblos de todo el país, incluso fuera de la Casa Blanca, después de los resultados de las elecciones presidenciales del martes.

Las reuniones organizadas por MoveOn.org y sus aliados afirmarán un continuo rechazo del fanatismo, la xenofobia, la islamofobia y la misoginia de Donald Trump y demostrarán nuestra determinación de luchar juntos por la América que creemos que es posible"

A las dos horas de la convocatoria, los miembros de MoveOn habían convocado más de 200 reuniones en todo el país, y el número continuaba creciendo el miércoles por la tarde.

En contra de lo que se viene informando en los medios de comunicación de masas, respecto al carácter supuestamente espontáneo e imprevisto de las movilizaciones, diversas informaciones subrayan el carácter planificado de las mismas. Así, fotografías toimadas en lugares como Austin, Texas, revelarían la presencia de una expedición de autobuses en la que llegaron los "manifestantes", demostrando estar perfectamente organizados.

La organización MoveOn.org a escribió a sus miembros el miércoles pasado:.

"El nuevo presidente electo y muchos de sus partidarios más prominentes han atacado y amenazado a millones de nosotros - ya millones de nuestros amigos, familiares y seres queridos. Ambas cámaras del Congreso permanecen en manos republicanas. Estamos entrando en una era de desafíos profundos y sin precedentes, un tiempo de peligro para nuestras comunidades y nuestro país. En este momento, tenemos que cuidar de nosotros mismos, de nuestras familias y de nuestros amigos -especialmente los que estamos en primera línea frente al odio, incluidos los latinos, las mujeres, los inmigrantes, los refugiados, los negros, los musulmanes, los estadounidenses LGBT y muchos otros. Y tenemos que dejar claro que vamos a seguir juntos. "
No hace falta experiencia previa...
Por otra parte, según un informe publicado en New Eastern Outlook:

Quizás la parte más absurda de las protestas es que el presidente electo Trump no ha tomado una sola decisión de política aún y, de hecho, toda la sección de su sitio web sobre la prohibición de los musulmanes fue borrada poco después de su elección. Esto denota que todo lo dicho durante la campaña fue probablemente una simple retórica de la campaña electoral.

La Organización de Izquierda es una de las varias organizaciones progresistas afiliadas a la Fundación Sociedad Abierta de Soros. Las organizaciones afiliadas a Soros en todo el mundo están profundamente conectadas con varias revoluciones de color, la primavera árabe y una serie de otros levantamientos políticos en todo el mundo.

La totalidad de lo que se revela en los tres documentos hackeados muestran que Soros es efectivamente el títere-maestro tirando de la mayoría de las cuerdas en Kiev. La Fundación Internacional de Renacimiento (IRF) de la Fundación Soros, Ucrania, ha estado involucrada en Ucrania desde 1989. Su IRF repartió más de 100 millones de dólares a las ONG ucranianas dos años antes de la caída de la Unión Soviética, creando las condiciones para la independencia de Ucrania de Rusia en 1991. Soros también admitió a financiar las protestas 2013-2014 del Maidan, que llevó al actual gobierno al poder.

Las fundaciones de Soros también estuvieron profundamente involucradas en la Revolución Naranja de 2004 que trajo al corrupto pero pro-OTAN Viktor Yushchenko al poder con su esposa estadounidense que había trabajado en el Departamento de Estado de Estados Unidos. En 2004, pocas semanas después de que la Fundación Internacional del Renacimiento de Soros hubiera logrado que Viktor Yushchenko fuera el Presidente de Ucrania, Michael McFaul escribió en el Washington Post. McFaul es un especialista en la organización de las revoluciones del color, que más tarde se convirtió en embajador de EE.UU. en Rusia, reveló:

¿Se metían los estadounidenses en los asuntos internos de Ucrania? Sí. Los agentes de influencia estadounidenses preferirían un lenguaje diferente para describir sus actividades: asistencia democrática, promoción de la democracia, apoyo de la sociedad civil, etc., pero su trabajo, por más etiquetado que sea, busca influir en el cambio político en Ucrania.
Cualquier persona familiarizada con la historia de las Fundaciones de la Sociedad Abierta Soros en Europa del Este y en todo el mundo desde finales de la década de 1980, sabrá que sus proyectos supuestamente filantrópicos en Polonia, Rusia o Ucrania en los años 90 permitieron a Soros literalmente saquear la riqueza de los antiguos países comunistas, de acuerdo con la Nueva Perspectiva Oriental.

Durante el ciclo presidencial de 2016, Soros comprometió $ 25 millones de dólares a la campaña 2016 de Hillary Clinton. Por el procedimiento operativo estándar de Clinton, esto era indicativo de la relación simbiótica de favores entre el multimillonario y su colección de títeres políticos en todo el mundo.



En la reciente publicación de los emails de DNC por parte de WikiLeaks, se puede consultar un mensaje del multimillonario globalista George Soros a Hillary Clinton mientras ella era la Secretaria de Estado de Estados Unidos, que revela claramente a Clinton como un títere Soros. Se encuentra en el archivo de correo electrónico de Hillary Clinton de WikiLeaks un correo electrónico con el tema 'disturbios en Albania', en el que Soros deja en claro a Clinton que "hay que hacer dos cosas urgentemente". "El peso total de la comunidad internacional en el primer ministro Berisha "y" designar a un alto funcionario europeo como mediador". Revelando la influencia que ejerce dentro de los corredores del poder, Soros le da a la secretaria de Estado Clinton tres nombres para elegir. Como era de esperar, Clinton aceptó y eligió a uno de los oficiales recomendados por Soros: Miroslav Lajcak.

Todo indica que los acontecimientos que se están viendo en todo el país están siendo orquestados en parte por una élite política multimillonaria que busca subvertir la voluntad del pueblo estadounidense al intentar fomentar una nueva revolución. La fórmula de Soros se ha duplicado en numerosas naciones, y parece que ahora tiene a los Estados Unidos en su mira.


Fuente: katehon

14 de noviembre de 2016

La "pesada herencia" (allá también)


El legado desastroso que deja Obama a Donald Trump 

Poco antes del día de las elecciones, las palabras del hoy electo presidente Donald Trump declarando que al futuro presidente le espera una titánica tarea para hacer una "América Grande como antes", y "restaurar sobre todo la honestidad y responsabilidad en Washington", muestra claramente el estado deplorable económico y político del país que deja Barack Obama después de ocho años de Presidencia.

La guerra significa prosperidad y la paz significa la pobreza y el estancamiento económico 
(Tyler Cowen, economista norteamericano)

La presunción de Obama de "haber salvado la economía global y nacional de la Gran Depresión, lo que ha sido bastante bueno y de lo que me siento orgulloso", no ha impresionado hasta ahora a ningún economista. Según el reportero político y económico norteamericano, Edmund Kozak, "en términos de crecimiento económico, Barack Obama ha sido uno de los peores presidentes de Estados Unidos". Inclusive el mediocre crecimiento ha dependido de los altos precios del petróleo. El crecimiento económico nunca ha excedido un 2,5%. En los primeros tres meses de 2016, el Producto Interno Bruto (PIB) registró un 0,5% y para el primero de octubre alcanzó apenas el 1,2%.

Declarar en estas condiciones, como lo hizo hace poco Obama en la Universidad de Howard, que "nuestra economía se recuperó de la crisis mucho mejor y con mayor solidez que el resto de las economías en el mundo", es no ver la realidad que está atravesando su país actualmente. De acuerdo con el Bureau of Labor Statistics, el índice de la Participación Laboral en 2008 era del 66% mientras que en el 2016 bajó al 62,8%. Esto significa, como divulgó US-CNS, que de la mano de obra disponible total de 251 millones de personas, solamente 157 millones tienen trabajo, mientras que más de 94 millones están desocupados y un 40% de ellos no está laborando desde hace más de dos años.

El número de norteamericanos que sobrevive gracias a los cupones de comida aumentó en los ocho años de la presidencia de Obama de 33 a 46 millones de personas, lo que significa un incremento del 39,5%, de acuerdo con el Buró de las Estadísticas de Análisis Económico. Sin embargo, un informe de CNSNEWS eleva este número a los 101 millones de dependientes El Departamento de Salud y Servicios Humanos informó el año pasado que un 25% de las familias estadounidenses recibe alguna ayuda federal, mientras que en los últimos años de la Presidencia de George W. Bush (2001-2009) había solamente un 6% de este tipo de familias. El número de pobres se incrementó también durante la Presidencia de Obama un 3,8% hasta los 45 millones de habitantes. Pero, "la pobreza", como escribió el columnista de The New York Times, David Brooks, "es problema de los pobres, que no poseen la virtud normal de la clase media ni un código moral decente".

Sin embargo, los norteamericanos también están acostumbrándose a decir adiós a la clase media de la cual estaban orgullosos en el siglo XX, especialmente en los años del 'boom económico' después de la Segunda Guerra Mundial. Se calcula que una familia de cuatro miembros necesita tener unos ingresos de no menos de 40.000 dólares al año para estar en esta categoría. Según el Buró del Censo de la Población, en el 2014, el 38% de los empleados ganaba menos de 20.000 dólares al año, el 51%, menos de 30.000 y el 63%, menos de 40.000 dólares al año.

Parece que Barack Obama y sus asesores no quieren ver estos problemas, el presidente se atrevió a declarar el pasado 5 de febrero durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, que Estados Unidos puede estar orgulloso de su economía debido al crecimiento de los ingresos, de los puestos de trabajo, al precio más bajo del petróleo y al mejoramiento del sistema del Seguro Médico. La misma estadística oficial está desmintiendo al líder saliente del país. Resulta que el ingreso familiar disminuyó en estos ocho años un 3,8%. El único empleo que aumentó es en el sector gubernamental, donde actualmente laboran más de 22 millones de norteamericanos, mientras que el sector industrial decreció notablemente a 12 millones de trabajadores. El porcentaje de familias donde nadie trabaja aumentó también del 17,8 en 2008 al 19,7% al final del 2015.

Respecto al estado del sistema de salud, lo más relevante sería la situación de los veteranos militares, cuyo número llega a más de 22 millones. Se calcula que unos dos millones de militares rotaron durante las guerras en Irak y Afganistán, y de ellos unos 600.000 sufren del Trastorno de Estrés Postraumático (PTSD). Según el Departamento de Veteranos, la lista de espera para ser atendidos en los hospitales del departamento para pacientes con el PTSD es de seis meses y para los ex militares en general es de 30 días. Si a los defensores de la patria los atienden de esta manera entonces, ni qué hablar de los ciudadanos corrientes.

En realidad, Estados Unidos está en un proceso de desmantelamiento de un estado de bienestar y la formación de un estado policial, donde cada ciudadano está en la mira de la Agencia de Seguridad Nacional (ANS) de lo que tanto ha informado WikiLeaks. Todo esto se está realizando bajo la consigna de Obama que reza: "No se puede tener el cien por cien de privacidad y el cien por cien de seguridad simultáneamente". Los pretextos para crear un ambiente de inseguridad si no existen, se inventan, también se crean permanentemente todo tipo de situaciones para desviar la atención pública de los acontecimientos reales. Barack Obama en este contexto ha sido muy prolífico debido a sus asesores neoliberales 'iluminados'. Como decía el escritor y filósofo británico Aldous Huxley (1894-1963), "la ignorancia es un arma política y el placer es una forma de control".

El 1% de los más ricos y poderosos encargó la tarea de 'zombificar' a los norteamericanos a las seis corporaciones de medios de comunicación cuyos 282 ejecutivos están determinando lo que el 92% norteamericanos deben saber para mantenerlos desinformados y que no perturben la agenda nacional e internacional de las élites, quienes realmente gobiernan Estados Unidos. Al presidente se le designa el rol de ejecutor de la voluntad del 1%. Barack Obama no ha defraudado las esperanzas de los más ricos y poderosos y no cabe duda de que al expirar su mandato tendrá una suculenta recompensa financiera, tal y como están disfrutando actualmente Bill y Hillary Clinton, ellos disponen de 2.000 millones de dólares de la Fundación Clinton. Bill recibió un millón de dólares de regalo de Qatar en el día de su cumpleaños, entre otros muchos obsequios.

A los ricos y poderosos no les preocupan las declaraciones de muchos estudiosos de tendencia alternativa indicando que Norteamérica está en un proceso de decadencia y posible desintegración al estilo de la Unión Soviética, pues los dueños de Norteamérica saben que el mundo está bajo el dominio del dólar. Mientras el 80% del comercio mundial se realiza en dólares, el 40% de los pagos internacionales se efectúa también en dólares y el 65% de las reservas de divisas a nivel mundial utilizan la moneda norteamericana, la hegemonía de Washington seguirá prácticamente intacta.

A la élite tampoco le preocupa el crecimiento de la deuda nacional, que en los ocho años de Presidencia de Obama aumentó de 10,6 a 19,8 millones de millones de dólares. Lo equivalente al 77,2% del Producto Interno Bruto (PIB) y en 10 años alcanzará el 85,8% del PIB. La deuda correspondiente al 2016 está superando todo el valor físico combinado de todas las divisas del mundo, que asciende a 5.000.000 de millones de dólares, sumando el valor del oro del mundo, que es de 7.700.000 de millones de dólares y la plata valorada en 20.000 millones de dólares. Pero mientras la máquina de imprimir dólares está en Estados Unidos y bien aceitada, Washington está moviendo su agenda de dominio global sin ninguna preocupación.

Europa se ha convertido en su seguro servidor y atenta a cada gesto de su patrón, lo que la está debilitando día a día con la anuencia de su población también 'zombificada'. América Latina está retornando paulatinamente a su ya histórico lugar en el 'patio trasero' por voluntad de sus habitantes. Al igual que los norteamericanos, están perdiendo el sentido colectivo, que es reemplazado, sin que los habitantes del planeta se den cuenta, por los intereses individuales. Los habitantes de Estados Unidos pueden tener 300 millones de armas, pero para qué sirven si sus dueños están preparados para defender no sus derechos e intereses colectivos sino sus derechos individuales, y después ni saben qué hacer con su armamento.

Washington dispone de toda la información a través de sus 17 agencias de inteligencia para neutralizar cualquier brote de descontento o rebelión con anticipación. A la vez, permite los brotes de descontento por el asesinato frecuente de algún afroamericano, esto es como un desfogue racial después del cual, en pocos días, la calma retorna a su lugar. Tan rápido como aparecen los líderes que tienen la capacidad de mover a la multitud descontenta, también ellos 'desaparecen', a una velocidad inclusive más rápida. El sistema del 1% sabe protegerse y utilizar cualquier descontento para sus intereses con la ayuda de los medios de comunicación a su disposición.



A nivel internacional, Obama está dejando al próximo presidente Donald Trump siete guerras, el caos en el Oriente Próximo y África, confrontación verbal con Rusia y el aumento de tensiones con China. Todo esto tendrá que resolver Donald Trump, que en su primera invocación a los norteamericanos después de ser elegido como el nuevo líder de EEUU para los próximos años afirmó que: "Estamos a favor de la cooperación y no de los conflictos. Vamos a poner en primer lugar los intereses de Estados Unidos, vamos a ser honestos con todo el mundo, con todos los pueblos y naciones". También prometió a sus ciudadanos que "los hombres olvidados jamás volverán a ser olvidados. Nos uniremos como nunca lo hemos estado antes".

Las promesas de Trump dan una esperanza tanto a los estadounidenses como a todos los pobladores de nuestro planeta que están cansados de guerras y conflictos desatados por EEUU en todos los rincones del mundo y están anhelando la paz. Sin embargo, no hay que olvidar que Trump fue apoyado también por una parte de la élite globalizada para que siga su agenda de expansión del Imperio norteamericano. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ya mandó su mensaje a Donald Trump haciéndole recordar que "una OTAN fuerte es buena para Estados Unidos y buena para Europa". Eso quiere decir que los militares, tanto norteamericanos como europeos, están insinuándole que la política agresiva contra Rusia tendría que seguir su curso y que Rusia debería ser considerada como un país 'enemigo' de Occidente.

Lo que pasa es que los miembros de la OTAN están preocupados por el recorte de la aportación de Norteamérica a su presupuesto, que llega al 72%. Si Trump decide cumplir su promesa de hacer las paces con Rusia y cooperar en la tarea común de destruir el Estado Islámico y otras organizaciones terroristas afines, no se necesitaría una OTAN fuertemente armada, pues el único 'enemigo' de la Unión Europea, artificialmente creado por los globalizadores 'iluminados', se convertiría en su aliado. Para hacer cumplir su promesa de dejar las guerras y tomar el camino de la cooperación, Donald Trump tendría que enfrentarse al complejo militar-industrial, al financiero, al energético y al mediático, o lograr compromisos con ellos, además de con Israel. Este país dio apoyo al candidato republicano en su campaña electoral y habrá que ver cómo evolucionan las relaciones de Norteamérica con Irán teniendo en cuenta que Israel considera al país persa su enemigo.

Por el momento nadie sabe si Donald Trump logrará imponer su Contrato con los Votantes Norteamericanos a las élites, ni que sea parcialmente. Hay dudas, pero al mismo tiempo hay esperanza. Decía el líder afroamericano Martin Luther King que "Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, todavía plantaría un árbol".

© REUTERS/ Carlos Barria

Fuente: sputniknews